Buscar

MUNDIARIO

Casado prepara un plan en caso de que Sánchez no logre la investidura por segunda vez

El líder del PP insistiría en aliarse con Vox y Cs en las eventuales elecciones generales de noviembre para cerrarle el paso al presidente en funciones, quien buscaría ganarlas y así volver a intentar a formar el nuevo Ejecutivo.

Casado prepara un plan en caso de que Sánchez no logre la investidura por segunda vez
Sánchez y Casado./ El Huffington Post
Sánchez y Casado./ El Huffington Post

Firma

Rodrigo Chillitupa Tantas

Rodrigo Chillitupa Tantas

El autor, RODRIGO CHILLITUPA TANTAS, escribe en MUNDIARIO. Es periodista peruano de la Universidad Jaime Bausate y Meza. Trabajó como redactor en los periódicos Todo Sport, Nuevo Sol y el Grupo La República. Fue corresponsal en Lima de Segundo Enfoque de Argentina. Actualmente colabora con la revista CARETAS. @mundiario

Ante la inminente convocatoria de unas nuevas elecciones generales para el 10 de noviembre, las estrategias electorales ya comienzan. El presidente del Partido Popular, Pablo Casado, ya afila su estrategia política para cerrarle el paso al presidente en funciones, Pedro Sánchez, quien volvería a presentarse a tales comicios porque, hasta el momento, su ronda de diálogos con los partidos para intentar una segunda investidura antes de fines de noviembre, no muestran algún resultado alentador que pueda darle fin al bloque político.

El líder del PP insiste en que la única manera de vencer a Sánchez en unas nuevas elecciones es forjar una alianza con Vox y Ciudadanos. “El centro y la derecha, si quieren ganar y gobernar, tienen que ir unidos, lo que no implica que perdamos nuestras siglas, personalidad, trayectoria o programa”, incidió. Sin embargo, Santiago Abascal y Albert Rivera no ven con buenos ojos la propuesta de Casado, quien, en su primera postulación con el PP, tuvo un resultado desastroso ya que redujo la cantidad de diputados populistas de 137 a 66 y, además, perdió 3,6 millones de votantes, evitando por apenas 200.000 papeletas y nueve escaños el sorpasso de Ciudadanos.

Casado tiene como plan la “refundición del centroderecha”. En pocas palabras, aglutinar a los electores de Ciudadanos y Vox. De ahí el registro de la marca España Suma y de otras 17 en las comunidades autónomas, basadas en la coalición con Ciudadanos y UPN que ganó las autonómicas en Navarra. “Esa plataforma llevaba muchos meses de conversaciones. Fue una apuesta audaz y responsable y un éxito pese a que el PSOE, con PNV y Bildu, no le permitiera gobernar”, dijo.

Como sea, Casado ya había planteado que el PSOE se abstenga para que abriera la posibilidad de un gobierno con Vox y Ciudadanos. Sin embargo, la propuesta fracasó y aún Pedro Sánchez sigue en su labor de recoger apoyos para lograr la investidura. En ese propósito, el líder del PSOE debe lidiar con las peticiones de Unidas Podemos, que en la línea de Pablo Iglesias, deben compartir el poder en La Moncloa. @mundiario