Casado y Ayuso se reunieron en Génova, pero el encuentro resultó “infructuoso”

Isabel Díaz Ayuso con Pablo Casado. / Mundiario
Isabel Díaz Ayuso con Pablo Casado. / Mundiario

Casado le habría pedido a Ayuso emitir un comunicado negando el espionaje, a cambio de “levantarle el expediente” que la directiva del PP abrió en su contra.

Casado y Ayuso se reunieron en Génova, pero el encuentro resultó “infructuoso”

El Partido Popular ha revelado este sábado que ayer en la noche, en la sede de la formación en la calle Génova, se reunieron el líder de los populares Pablo Casado y la presidenta de la Comunidad de Madrid Isabel Díaz Ayuso, para sanar las fracturas internas derivadas de la guerra civil que estalló esta semana en el partido.

La reunión terminó siendo “infructuosa” de acuerdo con fuentes cercanas al entorno de la presidenta Ayuso, y es que Casado citó el viernes en la noche a la otra parte para realizar un pacto político, que no llegó a nada. El encuentro se dio presencialmente 24 horas después de que se desatara la tormenta entre ambos bandos.

De acuerdo con lo reseñado por varios diarios, las fuentes de Ayuso informaron de que Casado le había propuesto a la presidenta madrileña un pacto, que consistía en que Ayuso emitiera un comunicado, en el que ella hiciera constar a la opinión pública de que “no había sido investigada por el PP”. A cambio, se le “levantaría el expediente” que la junta directiva popular le ha abierto en su contra y que, de llegar hasta esas instancias, podría acabar con una expulsión de Ayuso de la formación. Ayuso se habría negado a hacer esas declaraciones.

Continúa la guerra

La cita resultó en nada, la guerra civil en el PP continúa mientras más dirigentes y militantes terminan por escoger un bando. En una comunicación emitida este sábado, la formación señala: “el Partido Popular lamenta los acontecimientos de los últimos días y seguirá defendiendo junto a todos los militantes el mejor proyecto de futuro para España”.

Pero las tensiones se crispan después de que Casado, en una entrevista este viernes, insinuara ante la audiencia que Ayuso habría bordeado "actos delictivos" con los contratos efectuados en pandemia.

La reunión convocada ocurre después de que los presidentes autonómicos populares, encabezados por Alberto Núñez Feijoo, apremiaran la búsqueda de una solución “inmediata” a las fracturas internas provocadas por el presunto espionaje de la junta directiva en contra de Ayuso, por unos contratos de compra de mascarillas en China del cual se habría beneficiado a través de comisiones el hermano de la presidenta, Tomás Díaz Ayuso.

Los barones exigen que se aborde la situación

El “desplome” que quieren evitar los barones ha sido alertado por Feijoo, quien apuntó la posibilidad de adelantar el congreso nacional del PP y celebrarlo de manera extraordinaria para detener la hemorragia interna en el partido. Otros dirigentes han pedido el cese inmediato del secretario general Teodoro García Egea, quien ha encabezado la situación por parte del entorno de Casado.

En resumen, las fuerzas del PP exigen que sea Casado el que ejerza el liderazgo, que tome las riendas del partido como presidente y que resuelva la crisis él mismo, en lugar de dejar que otros miembros de la directiva o de su entorno se inmiscuyan en su controversia con la presidenta de Madrid @mundiario

Casado y Ayuso se reunieron en Génova, pero el encuentro resultó “infructuoso”
Comentarios