Buscar

Carromero gana 5.000 euros y la investigadora de las células madre ganaba 1.500

El éxito fuera de dos jóvenes cientificos españoles, expulsados de su país, nos marca un camino erróneo fijado por gente claramente incompetente. Esta crisis aflora casos realmente escandalosos en España.

Carromero gana 5.000 euros y la investigadora de las células madre ganaba 1.500
Ángel Carromero, el dirigente de Nuevas Generaciones condenado en Cuba. En España es asesor / flickr.
Ángel Carromero, el dirigente de Nuevas Generaciones condenado en Cuba. En España es asesor / flickr.

Firma

Eva Villaverde

Eva Villaverde

Funcionaria. Master en Rehabilitacion Arquitectónica y master en Dirección y Gestión de Empresas. Arquitecto técnico. Colaboradora de MUNDIARIO.

Han pasado varias semanas y no ha pasado nada. No hemos aprendido nada de los ultimos hechos y nuestras prioridades siguen igual de erróneas, según se ve.  Lo decía ya mi abuela a la que un día escuché dándole un rapapolvo a la Carmen, porque seguía enjabonando los platos en un fregadero atascado; y es que no se puede tener platos limpios mientras no se elimine por el desagüe la basura que lo atasca.

Hablo de dos jóvenes investigadores españoles, Diego Martinez , físico,  y Nuria Marti , genetista , que fueron noticia hace ya unas semanas y cuyo eco se ha apagado.

Diego Martínez Santos fue nombrado “mejor joven físico experimental europeo del año” el mismo día que una vergonzosa subcomisión, encargada de la valoración para el programa Ramón y Cajal, le denegaba su regreso a España por ”no tener el curriculum suficiente”. Un fallo de tal calibre no cabe en una Comisión de “Expertos” pues en tal caso no lo es y no tiene razón su existencia. Lo peor sin embargo,  es la justificación de uno de los miembros de dicha comisión, aun aclarando que “como se trataba de un gallego él no intervino”. El ilustre sr. Pajares, fisico y exrector de la USC  entiende como válidas razones de edad… o sea, que a Diego le quedan muchos años y para otros es la última oportunidad… Pero vamos a ver: ¿no se trata de elegir a los mejores? Alguien se imagina al Sr. ”Zara” eligiendo en lugar de a Pablo Isla a otro porque tiene más edad y le quedan menos oportunidades? Es más, ¿alguien se imagina al Sr. Pajares eligiendo para su empresa, esa en la que se arriesgan sus cuartos, a alguien que no sea el mejor?

Hubo tiempo para la dimisión en bloque de la subcomisión, su responsable y la de su ministro o al menos se debió de disimular con algún cambio. Nada . Necesitamos mecanismos con los que podamos exigir responsabilidades a tanto inepto. Un alumno de Fisicas me comentó que dichas subcomisiones son todo menos limpias y que en la mayoría de los casos las plazas tienen nombre y apellidos, siempre ligados a ciertos miembros prominentes de la Universidad. Por eso deberíamos saber: ¿Cuál es el curriculum del investigador que le sacó la plaza a Diego? ¿Cuáles son sus relaciones con el mundillo universitario? Necesitamos periodistas de investigación, esa “rara avis” hoy casi desaparecida debido a la crisis y que los ciudadanos debemos de exigir.

El caso de Nuria es si cabe peor, victima de un ERE en el CIPF en el 2011, acaba en un centro de investigación en Oregon formando parte del equipo que por primera vez ha clonado células madres embrionarias.  No se lo que ganaba, creo que alrededor de los 1.500 euros, mientras tanto tenemos asesores con bachillerato, como Ángel Carromero,  que ganan  5.000. No hubo reacción oficial a dicha noticia, pues a saber los criterios que se siguieron para dicho ERE, lo que está claro es que su responsable tendría que estar pelando patatas.

En las empresas punteras tipo Zara, su estructura se basa en la agilidad y en la excelencia, los favores se quedan para los cafés, pues algo tan básico en las empresas  no se aplica en la investigación y muy mal vamos si todo un exrector  no ha aprendido que se le paga no para hacer favores o evaluar criterios que hace una calculadora, sino para propiciar el progreso de la sociedad en la que le ha tocado vivir –y parece no defender- pues permite y justifica inereses espureos  cuando lo que tiene que buscar es la excelencia. Esta crisis si algo tiene de bueno es que nos muestra con toda crudeza la ineptitud de los encargados de sacarnos de ella.

Si hay un futuro esta en la ciencia y en la técnica, no en precios bajos pues difícilmente podremos competir con China o la India. Ahorrar en investigación es condenarnos al tercer mundo económico. Diego y Nuria son un ejemplo de los jóvenes que deberían liderar el cambio y no les permitimos. Sus patentes las compraremos mañana a precio de oro . Y mientras tanto asesores, miembros de excelsas comisiones, políticos y banqueros, incapaces de general alguna innovación,  forman una costra dura que atasca el fregadero , y de  donde, si queremos que salgan platos limpios,  debemos de sacarlos del medio.

Podemos empezar solicitando a nuestros políticos que  nos informen sobre los responsables de estos dos casos y su dimisión,  o por lo menos poner nombre y apellidos a este desaguisado. ¿Alguien puede hacer aportaciones para que nos enteremos todos? MUNDIARIO podría ser un buen foro para alimentar y enriquecer este debate.

loading...