Si el expresidente catalán es entregado a España, el juez podría dictar prisión provisional

Carles Puigdemont, expresidente de la Generalitat de Cataluña. / RR SS.
Carles Puigdemont, expresidente de la Generalitat de Cataluña. / RR SS.

Los carabinieri arrestaron al líder de Junts al aterrizar en L'Alguer, donde iba a una recepción institucional. La justicia italiana decidirá en breve si deja libre al expresidente o lo entrega a España.

Si el expresidente catalán es entregado a España, el juez podría dictar prisión provisional

El arresto policial de Carles Puigdemont en Cerdeña pone en marcha a partir de esta noche un procedimiento que, si fructifica, terminará con la entrega del expresidente catalán a la justicia española para que sea juzgado en el Tribunal Supremo. El arresto se produjo porque Bélgica levantó recientemente la inmunidad de la que gozaba Puigdemont como europarlamentario y estaban vigentes las órdenes de busca y captura dictadas por el instructor de la causa del procés, el magistrado Pablo Llarena.

Fuentes del Tribunal Supremo citadas por el diario El País señalan que el expresident Puigdemont fue detenido tras viajar a Cerdeña y ser localizado por la policía italiana. La detención abre, según estas fuentes, un escenario “un poco incierto” que pasa por un proceso en diálogo entre los tribunales de España e Italia. Esta misma noche el magistrado Llarena remitirá a Italia un escrito con los delitos por los que se reclama al expresidente: sedición y malversación, los mismos por los que fueron condenados Oriol Junqueras y otros cinco miembros del Govern de Puigdemont. Italia debe revisar esas acusaciones y decidir si le entrega.

El expresidente catalán Carles Puigdemont, huido en Bélgica y sobre quien pesa una orden internacional de captura dictada por el Tribunal Supremo, fue detenido este jueves en Cerdeña (Italia) adonde el dirigente independentista se había dirigido para asistir a un encuentro, según han confirmado su abogado, Gonzalo Boye, y fuentes de Junts al diario  de Prisa. El dirigente independentista permanece retenido en dependencias policiales del aeropuerto de L'Alguer. Los carabinieri arrestaron al líder de Junts al aterrizar en L'Alguer, donde iba a una recepción institucional. La justicia italiana decidirá en breve si deja libre al expresidente o lo entrega a España.

Un procedimiento judicial simplificado

La orden de detención europea (ODE) es un procedimiento judicial simplificado y transfronterizo de entrega a efectos de enjuiciamiento o de ejecución de una pena o de una medida de seguridad privativas de libertad. Las ODE emitidas por las autoridades judiciales de cualquier país de la UE son válidas en todo el territorio de la UE. La ODE viene funcionando desde el 1 de enero de 2004. Ha sustituido a los dilatados procedimientos de extradición que solían existir entre países de la Unión Europea.

Fuentes del Tribunal Supremo señalan que si Pugidemont es entregado a España, lo lógico es que el juez instructor dicte prisión provisional e incondicional contra el expresidente siguiendo idéntico criterio que el utilizado con los otros dirigentes independentistas catalanes que fueron juzgados por los mismos hechos por los que huyó Puigdemont. La concesión de indultos a los nueve condenados por el procés no tiene por qué influir en la situación de Puigdemont, aclaran estas fuentes.

Reacciones para todos los gustos

El presidente de la Generalitat, Pere Aragonès, se ha solidarizado con Puigdemont en un mensaje en Twitter. “Ante la persecución y la represión judicial, la más enérgica condena. Se tiene que parar. La amnistía es el único camino. La autodeterminación, la única solución”, ha escrito, para decir que está “al lado” de Puigdemont.

Desde su cuenta oficial de Twitter, la CUP también ha reaccionado a la detención del expresidente de la Generalitat Carles Puigdemont: “Libertad, Carles Puigdemont. Basta de represión: amnistía y autodeterminación”. En el mismo tono ha reaccionado Esquerra Republicana: “La represión del Estado español no para. Solo hay un camino: ¡amnistía y autodeterminación!”. También desde el PDeCAT se ha mostrado apoyo. Quim Torra ha querido animar al expresidente fugado: “Ánimo y fuerza, muy honorable presidente”.

El presidente de Unidas Podemos y comunes en el Congreso de los Diputados, Jaume Assens, ha considerado que el arresto podría no ser legal: “La detención de Carles Puigdemont es incomprensible. Se basa en una orden de detención judicial suspendida por el TJUE. A mí me parece que eso es una detención ilegal”.

El líder del PP, Pablo Casado, ha publicado en Twitter un mensaje en el que pide que Puigdemont sea juzgado en España “por su golpe a la legalidad constitucional”, y que Pedro Sánchez se comprometa “a respetar la sentencia de la Justicia sin indultos a cambio de permanecer en el poder”. Por su parte, la dirigente de Ciudadanos, Inés Arrimadas, ha celebrado la noticia y ha afirmado que espera que pueda ser trasladado a España para responder por sus acciones. “Nadie debe tener impunidad ni estar por encima de la ley”, ha concluido. El líder de Vox, Santiago Abascal, ha celebrado la noticia: “Este golpista renegado ha hecho mucho daño a España, especialmente a Cataluña. Espero que la justicia le siente en el banquillo y condene sus crímenes antes de que el gobierno le vuelva a poner en la calle”. @mundiario

Si el expresidente catalán es entregado a España, el juez podría dictar prisión provisional
Comentarios