Buscar

MUNDIARIO

Carles Puigdemont amenaza al Estado español con que evite su detención

El expresidente de la Generalitat ha dicho que España no puede darse el lujo de detenerlo cuando vuelva al país si gana un puesto en las elecciones europeas.

Carles Puigdemont amenaza al Estado español con que evite su detención
Carles Puigdemont, expresidente de la Generalitat de Cataluña. / RR SS.
Carles Puigdemont, expresidente de la Generalitat de Cataluña. / RR SS.

Firma

Héctor Antonio Morales

Héctor Antonio Morales

El autor, HÉCTOR ANTONIO MORALES, es colaborador de MUNDIARIO. Se formó en la Universidad Rafael Landívar de Guatemala. @mundiario

Carles Puigdemont no volverá a concurrir en las elecciones catalanas. El expresidente del Govern ha dicho también que dejará su escaño en el Parlamento catalán para hacerse con el acta de diputado de la Eurocámara si llega a ser elegido como tal en las elecciones del próximo 26 de mayo.

Mediante una videoconferencia realizada con ACN, el líder y primero de la lista de JxCat, que participa bajo el nombre de Lliures per Europa, ha dicho que no se niega a ser presidente de la Generalitat en un futuro, pero que eso hoy por hoy es imposible, inclusive su participación en unos comicios, a raíz de algo que calificó de "muralla de ingeniería legal" que el Estado español ha levantado su contra.

Como sea, si al final se hace con un escaño en la Cámara de Estrasburgo, Puigdemont espera recoger su acta en la misma sede legislativa continental. Este proceso es un auténtico enrollo para el catalán, pues antes de asumir su escaño en la cámara, todo eurodiputado debe volver a su país para su juramentación, pero el otrora presidente de Cataluña tiene una orden de detención, por lo que sería capturado al momento de pisar territorio español pues mientras no coja oficialmente su nuevo puesto no tiene tampoco inmunidad. El mismo Parlamento Europeo le ha recordado de ésto.

Puertas cerradas al Parlament

Al ser abordado sobre si tenía algún interés en volver a dirigir las instituciones catalanas, el fugado respondió que no cuenta con "ningún interés en ser candidato a unas elecciones al Parlament". Así las cosas, desearía solamente "recuperar la normalidad".

Puigdemont es un hombre testarudo. Pese a que las reglas son claras, él insiste en que podrá hacerse con su acta de eurodiputado sí o sí. Incluso se tomó la molestia de advertirle al Estado español de que no le conviene meterse ni con él ni con ningún integrante de ERC o JxCat que sea elegido en los comicios europeos. Esto porque "sería la mejor imagen que podría dar España a Europa, y sería además parte de una solución al conflicto catalán que solo puede ser política". @mundiario