Las campañas electorales propician las promesas imposibles

Pedro Sánchez y Julia Otero. / Onda Cero
Pedro Sánchez y Julia Otero. / Onda Cero

Mientras la mayor parte de líderes políticos tratan de engañarnos, un ejército de fanáticos tuiteros y retuiteros propagan falsas noticias inventadas o sin contrastar. ¿Ignorancia o fanatismo?

Las campañas electorales propician las promesas imposibles

La más reciente de las manipulaciones la organizó Pedro Sánchez acudiendo hoy a una entrevista con Julia Otero (Onda Cero) para explicar por qué no iría al debate de Antena 3 con los otros tres lideres nacionales parlamentarios y en cambio si acudiría al de TVE aunque no vaya nadie más; claro que entonces habríamos inventado el soliloquio electoral. La cosa no quedó muy bien pese al buen trato de Julia. Lo que gran parte de los analistas pensamos  es que Sánchez tenía trazado su plan para hablar de lo que denomina "las tres derechas" y presentar a Vox como una escisión de la extrema derecha del PP que al disolverse Fuerza Nueva se habían refugiado en el partido conservador al que C's aporta los escaños necesarios que sin embargo niega a Sánchez y por lo tanto al PSOE, explicación que repitió varias veces en la entrevista donde le hicieron pocas o ninguna pregunta comprometida, algo que suavizado aún más le gustaría repetir en "su" TVE, solo o con su amigo Iglesias, el de las reuniones secretas en habitaciones de hotel. Con lo de las tres derechas y algún desplante a los independentistas de Puigdemont y Torra, habida cuenta de que probablemente solo necesite los votos de ERC, debate solucionado.

Otro que va de listo con promesa fácil es Ignacio Álvarez, secretario de Economía de Podemos, que nos va a poner una renta minima de 600 €/mes a más de 10 millones de españoles. ¿Cómo? Él lo ve fácil, subiendo los impuestos a los ricos. Lo que no parece saber es que estudios del gobierno de EE UU han comprobado que subiendo los impuestos más de un límite, los ricos se van tan felices a vivir a otra parte. ¿Dónde viven Julio Iglesias, Alejandro Sanz y tantos otros?. Madonna se ha ido a vivir oficialmente a Portugal como el Aga Khan, y cada vez más españoles, no porque les guste más el gobierno de izquierdas de allí sino porque en Portugal han comprendido que es mejor el 20% de una fortuna que el 50% de nada, e incluso piden a los jubilados que se vayan allí a vivir y gastar su pensión sin pagar IRPF.

La idea del impuesto a los ricos la complementa Podemos con no reducir el déficit dejándolo en el 2%, una verdadera temeridad. Solo hay que recordar la caída de PIB con la crisis del 2008 y los recortes que nos salvaron de la quiebra gracias al margen que había para aumentar la Deuda pública, pero si la mantenemos como ahora ¿cómo soportaríamos otro bache? ¿y es doctor en economía?. Otra solución ocurrente es que Europa congele la deuda y no haya que devolverla, solo alquilarla, algo así como lo que muchos quisiéramos hacer con la hipoteca.

En el PP andan más centrados en asemejar gran parte del programa a Ciudadanos y eso está bien porque debe ser bueno. Ojalá se aprobasen ya los puntos de coincidencia entre PP, PSOE y Ciudadanos porque todos hablan de aforamientos, por poner un ejemplo, pero solo se han aprobado en las comunidades donde Ciudadanos tiene o tenía influencia. Y hablando de este partido, ha sido vergonzoso que lo dejaran fuera del debate electoral en TVG pese a tener más del 5% de votos parlamentarios a nivel nacional e incluso a nivel de Galicia, y haber invitado a En Marea y al BNG por ser gallegos. El no respetar las directrices de la Junta Electoral está de moda. Las disculpas que he ido leyendo en twitter sobre la televisión que gobierna el PP son de una gran ignorancia, que si los cabeza de fila al Congreso no eran gallegos y aquello era un debate de Galicia, cuando son gallegos los cuatro, que si no saben gallego cuando todos lo hablan y algunos lo bordan como Marta Rivera, que si no fueron invitados porque no sacarán escaños en Galicia, o que no hablan de Galicia como si la educación, la tarjeta sanitaria, las diputaciones, los aforamientos o incluso el problema catalán no afectara a Galicia, además de no ser verdad, y otras sandeces para justificar que los actos electorales de Ciudadanos no aparezcan en la televisión gallega.

Se podría escribir una enciclopedia solo con las promesas que no se pueden cumplir (el 80% del programa de Vox) por necesitar cambios constitucionales que nadie va a sumar por haber dividido a España en dos. Mi nieto que vive en Estados unidos y sigue la campaña no entiende nada, así que me tiene dos horas al teléfono a base de preguntas. Ayer me dijo que él al que veía más sensato, preparado y capaz era al Rey, y que porqué no se ponía al frente y resolvía todos los problemas. Él, que estudia y vive en California y es menor,  no entiende que esto no es EE UU donde no se entendería que tuviesen un problema como el catalán y el Presidente no lo resolviese al instante, claro que tampoco entiende que no pueda estudiar en ciertas zonas de España sabiendo español. En fin, hablamos más de dos horas y me fui quedando sin argumentos porque lo que sucede en España no se puede entender desde fuera... ¡y desde aquí tampoco! @mundiario

Las campañas electorales propician las promesas imposibles
Comentarios