Calviño apuesta para que las ayudas directas vayan a gastos fijos

Nadia Calviño, vicepresidenta económica.
Nadia Calviño, vicepresidenta económica. / RR SS.
La vicepresidenta económica ha dicho que los fondos se entregarán a empresas que justifiquen una caída de la facturación del 30%. 
Calviño apuesta para que las ayudas directas vayan a gastos fijos

El Gobierno tiene claro se ayudará a las empresas para enfrentar las consecuencias de la pandemia. Desde hace un par de semanas, han establecido que habrá transferencias no reembolsables desde hace un par de semanas, pero el problema es cómo articularlas. Sin embargo, el problema es encontrar una hoja de ruta.

Desde la Moncloa se busca que los fondos -proyectados en 11.000 millones- se destinen a los objetivos previstos: reducir deudas y pagar gastos fijos como alquileres o suministros que no se cubren por las caídas de ingresos. Economía quiere que los fondos se destinen a pagar costes fijos. Y que el resto se dedique a reducir el endeudamiento, básicamente los pagos pendientes a proveedores.  

Según El País,  la creación de una estructura de control es lo que ha provocado que Hacienda y Economía retrasen la aprobación del conjunto de medidas para aliviar a las empresas. Seguidamente, otras fuentes relacionados al tema y citadas por el diario indican que en parte se ha perdido mucho tiempo en las discusiones de fondo sobre cómo debía ejecutarse el plan.  

Los plazos se acortan: este domingo 14 se acaba la moratoria concursal, una iniciativa que suspende la obligación de pedir el concurso de acreedores a quien haya entrado en insolvencia.


Quizá te interese leer:

Para Calviño, la condonación de la deuda pública española es un debate estéril


 

El plan del Ejecutivo es un paquete completo para desglosar: un fondo de reestructuraciones de los créditos ICO gestionado por la banca y que solo en última instancia acabará en quitas. Otro de recapitalizaciones de empresas medianas que orquestará Cofides, compañía controlada por Industria. Lo cual implica que la ministra Reyes Maroto tendrá así una herramienta para apoyar a empresas. Y el tercer fondo será el de las ayudas directas. 

“La demora se debe a una cuestión puramente técnica. Hay que determinar algunos de los elementos que componen un decreto ley que es complicado en el terreno jurídico y que estamos sometiendo a varias opiniones”, señaló ayer la ministra de Hacienda, María Jesús Montero.  

"Economía apunta que en otros países ha habido empresas que han cogido el dinero y han bajado la persiana: a Nadia Calviño le preocupan los problemas de riesgo moral, a pesar de que el FMI y el BCE han sido claros en que el coste de que cierren empresas ahora supera con creces el de salvar empresas", zanjó el citado medio. @mundiario

Calviño apuesta para que las ayudas directas vayan a gastos fijos
Comentarios