El califato islámico amenaza al mundo, incluidos los países musulmanes y Europa

Miembros del llamado Estado Islámico. / geic.com.ar
Miembros del llamado Estado Islámico. / geic.com.ar

Sus contínuas conquistas mediante el terror parecen invitar al IS a poner sus ojos en todos los países musulmanes, árabes o no, y también en España.

El califato islámico amenaza al mundo, incluidos los países musulmanes y Europa

Sus contínuas conquistas mediante el terror parecen invitar al IS a poner sus ojos en todos los países musulmanes, árabes o no, y también en España.

No es la primera vez que Occidente comete el error de apoyarse en grupos que defiendan sus intereses pero que derivan en grupos terroristas que terminan siendo una amenaza para todos.

Ocurrió cuando se apoyó el derrocamiento de los regímenes que gobernaban en Irán, Irak, Libia o Egipto, dejando la situación bastante agravada como hemos podido comprobar con la entrada de Al Qaeda en Irak y los contínuos atentados terroristas que sufren, o en una Libia dividida ahora en dos y enfrentadas las partes en una guerra con dificil solución.

Mayor gravedad, si cabe, tiene el apoyo que dimos a la oposición libia pese a que Bachar El Asad, afirmaba continuamente que esas revueltas estaban animadas por terroristas.

Occidente, y muy especialmente Francia, se volcaron en derribar el régimen y esa oposición siempre apareció bien pertrechada de armamento y municiones.

El tiempo ha llevado a que Al Qaeda se quede en aprendiz de terrorista con sus atentados aislados, frente al surgimiento de unos terroristas que además de matar indiscriminadamente, matan a victimas inocentes frente a las cámaras y torturan a todo el que piensa de manera diferente en cuanto a creencias religiosas con todos sus matices.

Esto ha permitido la formación del autodenominado Califato, en el territorio ganado en Siria y que rapidamente se extendió a Irak para formar el Estado Islámico de Irak y Siria, estado no reconocido por país alguno pero que nadie logra derribar pese a carecer del más mínimo apoyo. 40 paises están agrupados para atacarlo, y hasta les tiran misiles, pero ellos siguen su imparable avance.

La prestigiosa periodista Oriana Fallaci insistía constantemente en sus libros, en un demoledor presagio de que el mundo mususlmán seguiría su expansión hasta alcanzar su objetivo de llevar la religión verdadera al mundo entero. Nos adelantaba que ya estaban sus células en donde ahora estamos comprobando que están, Francia, España, Inglaterra o Estados Unidos, por ejemplo. Tengo amigos musulmanes que son opuestos totalmente al fundamentalismo y pensamos que los grandes perjudicados del integrismo y los yihaidistas son precisamente los países árabes. Algo de esto sabemos en España donde asumimos el franquismo para vivir en paz y proteger a nuestras familias, a pesar del credo integrista del nacionalcatolicismo, por eso no podemos extrañarnos ahora de que el IS pueda ocupar un espacio.

Si queremos que Europa no sea Eurabia y que Andalucía sea española, hay que apoyar a quien puede vencer al IS, el Estado Sirio de Bachar El Asad. Apoyando a los kurdos, en su mayoría separatistas, o a la oposición siria, difícilmente se ganará esta guerra del mundo contra un grupo que siembra el terror, porque  están en muchas partes. Como diría Oriana Fallaci, esta es la guerra del Caballo de Troya.

El califato islámico amenaza al mundo, incluidos los países musulmanes y Europa
Comentarios