Buscar

Cada vez existe una mayoría social más comprometida

Los recortes afectan a los más vulnerables, como dependientes, ancianos, menores, salud pública, etcétera. Poco a poco los servicios y recursos de bienestar se abandonaron

Cada vez existe una mayoría social más comprometida
Personas de distintas edades en un paseo.
Personas de distintas edades en un paseo.

Firma

Marina Ortega Otero

Marina Ortega Otero

La autora, MARINA ORTEGA OTERO, es colaboradora de MUNDIARIO. Psicóloga y perito con más de 10 años de experiencia, es directora del programa Recurra en la provincia de Ourense dirigido a nivel nacional por Javier Urra Portillo. Concejal de Servicios Sociales, Igualdad y Sanidad en O Carballiño (Ourense) y secretaria de Políticas Sociales del PSdeG - PSOE. Es miembro de la junta de gobierno del Colegio de Psicólogos de Galicia. @mundiario

Seguramente no sabremos en qué momento ocurrió, pero lo cierto es que algo fue sucediendo en nuestro país ... La verdad es que después de varios años de gobierno de derechas, el llamado Estado de Bienestar fue y está siendo aniquilado de la manera más cruel. Los recortes afectan a los más vulnerables, como dependientes, ancianos, menores, salud pública, etcétera. Poco a poco los servicios y recursos de bienestar se abandonaron, dejándolos morir de forma subliminal, en silencio, para que nadie se entere.

Las mujeres también son eliminadas del mercado mediante la unión de políticas retrógradas con el patriarcado, evitando así ver a mujeres en altos cargos y puestos directivos, además de la propia brecha salarial.

Hablamos de nuestros mayores, de aquellos que trabajaron desde niños, aquellos que entregaron los primeros sueldos a su familia para ayudar en casa, aquellos que estudiaron con gran esfuerzo a la generación mejor formada de la historia para que tengan un futuro mejor... También hablamos de aquellos que, después de ver emigrar a la "fuga de cerebros" que tanto esfuerzo –para ellos– supuso el darles una carrera, vuelven a compartir su pensión para ayudarles, de aquellos que son piezas clave de la conciliación familiar cuidando a los/as nietos/as... Y de aquellos que lucharon por la libertad en la transición, por los derechos que disfrutamos, progresos en bienestar social y laboral ...

Son los que hoy vuelven a tomar fuerzas para salir a protestar con el fin de vivir dignamente con una pensión justa y más que merecida por toda una vida de trabajo. Es indecente que las personas mayores tengan que vivir con pensiones indignas e intranquilas sobre el posible sustento del sistema de pensiones.

El pilar y el orgullo de nuestro país, el punto de referencia de países más avanzados, nuestra salud pública, se ahoga, está agotándose, está desviada hacia la privatización. ¿Hay algo peor que atacar los derechos de la salud?

La ilusión regresará a nuestras vidas gracias a que una gran parte de la sociedad está despertando. Cada vez existe una mayoría social más comprometida

Pero también nuevos aspectos positivos, que están apareciendo y llenando de esperanza las vidas de las personas más afectadas y vulnerables. La ilusión regresará a nuestras vidas gracias a que una gran parte de la sociedad está despertando. Cada vez existe una mayoría social más comprometida y sensible con la realidad social de las personas.

¡Empiezan a gritar! Comienzan a invadir los espacios para recordar que la calle es suya, del pueblo, de la gente, ... contagiando esa fuerza al resto de los ciudadanos que estaban dormidos por una indefensión aprendida contra el sistema establecido. Hace mucho tiempo que no veíamos algo así…

Alzaremos la voz por nuestra sanidad, por nuestros mayores, por nuestros dependientes, por los derechos en los discapacitados, por nuestros menores, por las mujeres… ¡Algo va a cambiar! @mundiario