Buscar

MUNDIARIO

Bruselas y Berlín evitan pronunciarse respecto a la sentencia del procés

Ni Jean-Claude Juncer ni Angela Merkel quieren meter las manos en el asunto y se limitan a asegurar que respetan a las autoridades españolas.
Bruselas y Berlín evitan pronunciarse respecto a la sentencia del procés
Sede de la Unión Europea en Bruselas. / europa.eu
Sede de la Unión Europea en Bruselas. / europa.eu

La Comisión Europea ha pasado casi de puntillas tras la sentencia del Tribunal Supremo a los líderes independentistas catalanes. "Nuestra posición es bien conocida y no ha cambiado", comunicó Bruselas, que ha pasado de hacer cualquier valoración sobre el tema. Jean-Claude Juncker y su Administración se han limitado a manifestar su "pleno respeto" por "el orden constitucional español, incluyendo las decisiones de los tribunales", que es el ámbito al que le corresponde todo este conflicto catalán.

“Es un asunto de España que debe ser abordado en línea con el orden constitucional español”, dijo la portavoz de la Comisión Europea, Mina Andreeva. La vocera oficial no se ha atrevido a dar un paso más. Se limitó entonces a decir que la libertad de manifestación pacífica está garantizada en todos los países del club, esto en alusión a las movilizaciones iniciadas en Cataluña tras la sentencia. No obstante, no quiso decir si la condena será un parteaguas para España.

Desde Alemania tampoco se ha querido decir nada comprometedor sobre el tema. Steffen Seibert, portavoz del Ejecutivo alemán, explicó que Berlín no tiene "nada que comentar sobre la sentencia". Tal y como ya es casi costumbre en los despachos de Angela Merkel desde que Carles Puigdemont fuera detenido y encarcelado en Alemania, el Gobierno tan solo declaró que se ata a "la convicción de que el conflicto catalán se debe resolver dentro del derecho español y el orden constitucional".

Quien sí ha dado un paso al frente sobre la sentencia ha sido Ska Keller, copresidenta de Los Verdes en la Eurocámara, del cual Esquerra Republicana es integrante. La legisladora ha hecho un llamado "urgente" a La Moncloa para "trabajar para liberar a los líderes políticos sentenciados". "La situación en Cataluña requiere una solución política y no debería abordarse desde los tribunales", cerró. @mundiario