Buscar

MUNDIARIO

Brexit: los laboristas confirman el fracaso de la negociación entre Theresa May y la oposición

El líder Jeremy Corbyn ha anunciado este viernes que el diálogo está oficialmente cerrado. El intento frustrado por conseguir un acuerdo sobre el divorcio con el partido laborista podría precipitar la dimisión de la primera ministra.

Brexit: los laboristas confirman el fracaso de la negociación entre Theresa May y la oposición
Jeremy Corbyn y Theresa May, políticos británicos. / RR SS
Jeremy Corbyn y Theresa May, políticos británicos. / RR SS

Firma

Ibed Méndez

Ibed Méndez

La autora, IBED MÉNDEZ, es licenciada en Comunicación Social, mención audiovisual. Escribe en MUNDIARIO, donde también coordina el área de Política & Economía y la edición AMÉRICA. @mundiario

Theresa May se apunta un nuevo fracaso: la negociación de un acuerdo sobre el Brexit con la oposición británica ha concluido sin éxito. En medio de reproches mutuos, el líder laborista, Jeremy Corbyn, ha anunciado este viernes que el diálogo con el Gobierno está oficialmente cerrado.

Quizás también te interese:

 

La coalición opositora ha dejado claro que “la debilidad conservadora y la inestabilidad del gobierno” han sido la mayor barrera en las negociaciones. "Hemos llegado tan lejos como podíamos llegar, pero hemos sido incapaces de construir un puente para superar la importante brecha política entre nosotros", ha reconocido Corbyn, en una carta abierta dirigida a la líder de los tories. 

May, por supuesto, no tardó demasiado en responder y repartir sus propias culpas. “En concreto, hemos sido incapaces de superar el hecho de que no existe una posición común en el Partido Laborista acerca de si desean llevar a buen puerto el Brexit o si lo que quieren es un segundo referéndum para revertir la decisión de la ciudadanía”, señaló May durante un acto público en Bristol.

 

El intento frustrado por conseguir un acuerdo sobre el divorcio con el partido laborista podría precipitar la dimisión de la primera ministra y algo más importante: vuelve a poner al Brexit colgando de un hilo.

La premier británica logró convencer a sus homólogos en la Unión Europea de darle una nueva prórroga al divorcio a cambio de conseguir un pacto concreto con la oposición. May prometió firmar un consenso nacional con sus “rivales” para sacar adelante en el Parlamento el documento de retirada, rechazado hasta en tres ocasiones por la mayoría de diputados pero la estrategia de la primera ministra -una vez más- fracasó.

Ahora, acorralada por las presiones, sin el apoyo de su partido y con el tiempo corriendo en contra, May deberá acudir de nuevo al Parlamento para plantear una serie de alternativas para sacar adelante su plan. Aunque todo parece indicar que las cartas están echadas: el divorcio continuará en el limbo por unos meses más y Reino Unido tendrá un nuevo primer ministro antes de lo esperado. @mundiario