Buscar

MUNDIARIO

El Brexit se estanca: la Cámara de los Lores reclama un segundo referéndum

Más de 200 representantes han rechazado la ley del divorcio impulsada por la primera ministra Theresa May, asegurando que la misma es “constitucionalmente inaceptable” y requiere cambios profundos.

El Brexit se estanca: la Cámara de los Lores reclama un segundo referéndum
Theresa May, primera ministra británica. / RR SS
Theresa May, primera ministra británica. / RR SS

Ibed Méndez

Periodista.

El Brexit se estanca. Otra vez. El divorcio de Reino Unido de la Unión Europea ha encontrado una nueva piedra en su camino: la Cámara de los Lores. Este martes más de 200 representantes de la cámara no electa han dejado claro que la actual redacción de la ley de la separación es “constitucionalmente inaceptable” y requiere cambios profundos. Los vetustos miembros reclaman incluso un segundo referéndum.

El examen de la ley del Brexit se ha complicado en los últimos días. Estaba claro que el visto bueno al proyecto de la primera ministra Theresa May no llegaría tan fácilmente, pues, a diferencia de la Cámara Baja, su partido no cuenta con mayoría en esta instancia. Sin embargo, el debate se volvió aún más cuesta arriba cuando un informe que admite el impacto económico del abandono de la comunidad política se filtró esta semana.

El análisis confidencial del gobierno, filtrado por el medio digital Buzzfeed, es contundente: Reino Unido perderá económicamente en todos los casos. En esa línea, el Gobierno británico ha estado barajando tres escenarios posibles: si el país se quedara en el mercado único europeo -una posibilidad descartada por May- su crecimiento sería un 2% inferior en los próximos 15 años. Aunque alcanzara un acuerdo de libre comercio con el bloque, dejaría de crecer un 5%, pero si lo abandonara sin acuerdo y empezara a comerciar según las reglas que valen para cualquier país tercero, entonces dejaría de crecer un 8%. 

En cualquiera de los casos el desenlace es la pérdida y al parecer los miembros de la Cámara de los Lores no están dispuestos a arriesgar los ingresos de la nación y tampoco ha comprometer la vigencia de su propia misión constitucional. "El Brexit es un tren que avanza lentamente hacia un choque", ha advertido Lord Karn Bilimoria, el millonario de origen indio y fundador de la cerveza Cobra. "My Lords, aún no es tarde para evitar ese choque", añadió.

La complicada situación ha vuelto a poner sobre la mesa un tema incómodo para May: un segundo referéndum. La idea ya había sido descartada por la premier británica hace unos días, pero la solicitud de los Lores puede convertirse en un nuevo dolor de cabeza."Los británicos no votaron por un país más pobre. Tampoco votaron por debilitar los acuerdos del Viernes Santo. Tampoco se manifestaron sobre nuestro derecho a negociar y a vivir y trabajar en otros países europeos... Tenemos el deber de garantizar a los ciudadanos el derecho a decidir sobre los términos del Brexit negociados por el Gobierno", señaló el laboritas Lord Andrew Adonis.

Sin embargo, no se espera que el Brexit permanezca mucho tiempo estancado en esta Cámara y mucho menos que se dé marcha atrás a la separación, pues sería una extralimitación frente a la condición de miembros "no electos" de la Cámara Alta. La cuestión es sencilla: la labor de los Lores es meramente protocolaria y consultiva en la tramitación de la Ley de Salida de la Unión Europea, pero la realidad es que entre debates de enmiendas y fases de comités, la discusión podría prolongarse hasta mayo. @mundiario