Borràs avisa que Junts per Catalunya no apoyará la investidura de Sánchez

Laura Borrà acompaña a Felipe VI en la Casa Real. / Twitter
Laura Borrà acompaña a Felipe VI en la Casa Real. / Twitter
El partido catalán no cambiará de postura salvo que el PSOE haga la primera movida, algo que no se vislumbra en el horizonte.
Borràs avisa que Junts per Catalunya no apoyará la investidura de Sánchez

Con la actitud que se esperaba, Laura Borràs ha dejado un par de avisos y advertencias al rey Felipe VI. La líder de Junts per Catalunya en el Congreso acudió a la consulta con Su Majestad y le espetó sus índices de popularidad en la autonomía, así como la reticencia de su agrupación a apoyar la investidura de Pedro Sánchez. "Me han hecho saber que he vuelto a ser la más larga. Ha sido el primer encuentro postsentencia, por lo que ha ocupado una parte importante de la conversación. Somos republicanos, pero también decimos que somos los reyes del diálogo. Cumplimos con nuestra voluntad de transmitirle nuestro punto de vista que tal vez nadie de su entorno le comunique. Ha sido una conversación larga, nos discutimos mucho. Le he entregado el informe de Amnistía Internacional sobre el 1.O", explicó a su sálida del cónclave bilateral.

Borràs llegó con la espada desenvainada a Palacio. "Le he entregado también la encuesta del CEO con los resultados sobre el índice de popularidad de la Monarquía en Cataluña", aseguró. Ya el Parlamento catalán de hecho había aprobado una moción contra la Monarquía precisamente, aunque el Tribunal Constitucional la rebotó. 

El encuentro apunta a haber sido algo tenso vistas sus declaraciones. Su punto más álgido después de eso fue cuando hablaron sobre la investidura de Pedro Sánchez, quien negocia una abstención con ERC para juntar los apoyos necesarios para salir del Congreso como presidente cuanto antes. No obstante, y pese a los esfuerzos republicanos por que se alcance un Gobierno, JxCAT no va por la labor de apoyar el proyecto. "Nuestra posición no se ha movido un ápice, igual que le hemos planteado al PSOE la importancia de un buen diagnóstico, con soluciones que pasen estrictamente de la política, no en la judicial, que agravó más el problema. No planteamos condiciones, sino mínimos democráticos. Una respuesta política, una voluntad. Al PSOE le interesa investir a Sánchez. Los represaliados no facilitan que la negociación vaya para adelante", explicó.

Borràs se agarró a su electorado para justificar esta postura recalcitrante y acusó al Gobierno de no poner de su parte para que eso cambie. "Tenemos claro el compromiso con nuestro electorado. En la campaña dijimos que no podemos dar nuestros votos a cambio de nada. La abstención tiene esa gratuidad que no podemos contemplar a menos qeu se produczca un cambio no cosmético, sino real. Necesitamos un presidente que esté dispuesto a hacer cosas. Si el Gobierno solo ofrece que se progrese en la represión, no". Como sea, también dejó abierta una pequeña ventana de posibilidad pero, de nuevo, eso dependerá de si el PSOE toma la iniciativa. "Esperamos una llamada (de los socialistas) para reunirnos", se extendió.

En cuanto a las negociaciones bilaterales entre socialistas y republicanos catalanes, Borrás ha repetido la tesis de su partido, que indica que se debe incluir a todos los independentistas en el mismo paquete de soluciones al conflicto político catalán, un término que el Gobierno ya ha adoptado en su discurso. "Hemos dicho que cualquier solución política para Cataluña debe tener en cuenta a todos los partidos independentistas, sin dejar al margen a JxCat. Para que puedan considerarse negociaciones entre Gobiernos debe participar quienes forman parte del Gobierno de la Generalitat ahora". @mundiario

Borràs avisa que Junts per Catalunya no apoyará la investidura de Sánchez
Comentarios