Borràs aprovecha su reunión con el Rey en La Zarzuela para soltar reproches

Laura Borràs saluda al Rey Felipe VI. / Twitter
Laura Borràs saluda al Rey Felipe VI. / Twitter

La representante de Junts per Catalunya le dijo al monarca que los catalanes no tiene rey y le dejó recados de Jordi Sànchez y Carles Puigdemont.

Borràs aprovecha su reunión con el Rey en La Zarzuela para soltar reproches

Laura Borràs ha advertido a toda España que los líderes independentistas no van a renunciar a su escaño en el Congreso. La representante de Junts per Catalunya para la reunión con Su Majestad el Rey Felipe VI dejó con esto el camino todavía un poco más despejado para que Pedro Sánchez vuelva a ser investido en el Parlamento, toda vez la presencia de estos tres diputados catalanes baja la cantidad de votos necesaria para ser nombrado como jefe de Gobierno a 173.

Así las cosas, Sánchez tiene ya garantizada su investidura pues también podría contar con la abstención de UPN, que se ofreció sola el miércoles. Lo único que le faltaría sería convencer a Unidas Podemos, PNV, Compromís y el Partido Regionalista de Cantabria, toda vez Ciudadanos y el Partido Popular no están de humor para facilitarle nada.

Como sea, al jefe del Ejecutivo todavía tiene trabajo por delante para terminar de confirmar sus apoyos. Primero que todo, tiene que terminar de comprar la voluntad de Unidas Podemos, cuyo líder Pablo Iglesias parece no darse por enterado de nada y este jueves volvió a asegurar que hará todo lo posible por entrar al nuevo Gobierno.

En cuanto a las características que Borràs y sus chicos piden para apoyar una investidura, la líder de la agrupación ha dicho que el candidato debe tener "capacidad de diálogo para reconocer y comprender al otro y poder solucionar un conflicto que tiene una naturaleza política". De igual forma, recordó que en su campaña el actual jefe del Ejecutivo se estableció en una posición contraria al referendo independentistas catalán, una petición expresa de Junts per Catalunya. "Dijo no, nunca, jamás, y no parecen las mejores credenciales a una disposición de diálogo". "Sánchez se ha levantado de esa mesa de diálogo, quiero pensar que reúne esas condiciones", criticó.

En su reunión de una hora con Su Majestad, Borràs fungió como vocera de Jordi Sànchez, uno de los líderes separatistas que se encuentra en prisión preventiva. "He acudido para ser su voz y su altavoz", explicó la diputada. De paso, entregó al monarca una misiva redactada por el mismo Sànchez, mas no quiso explicar el contenido de ésta.

La diputada se tomó el atrevimiento de recordarle a Felipe VI que en Cataluña no tienen rey y también le afeó el discurso que éste pronunció el 3 de octubre de 2017, cuando llamó a los poderes del Estado a garantizar el orden constitucional. Borràs dijo que el rey no conoce la situación actual en Cataluña, pues ésta ha cambiado por completo en los últimos años y que él debería hacer lo posible "por comprender por qué ha ocurrido" todo lo que ha ocurrido en la comunidad. Borràs habló también "del dolor de los presos políticos y de sus familias". Pero es que Borràs tenía de todo para todos y también le transmitió un recado del exjefe de la Generalitat, Carles Puigdemont, quien se encuentra atrincherado en Bélgica. "Puigdemont me pidió que le dijera que le gustaba más como príncipe de Girona que como Rey", dijo. Su Alteza respondió con la misma bala: "él también me gustaba más como alcalde de Girona que como president de la Generalitat".

Pese a los reproches y la subida de tono, Borràs aseguró que había sido un encuentro de lo más cordial. @mundiario

Borràs aprovecha su reunión con el Rey en La Zarzuela para soltar reproches
Comentarios