Boris Johnson propone una ley que genera polémica en Irlanda del Norte

Boris Johnson, primer ministro. Gobierno británico / RR.SS
Boris Johnson, primer ministro. Gobierno británico / RR.SS

Mediante la propuesta de ley se procuraría dar una amnistía a todos aquellos que cometieron delitos en la Guerra Civil.

Boris Johnson propone una ley que genera polémica en Irlanda del Norte

El pasado miércoles 14 de julio Boris Johnson se manifestó públicamente para hacer saber que se propone hacerle llegar al Parlamento un proyecto de ley mediante cuya aprobación, puedan quedar prescritos los delitos que fueron cometidos en el periodo en que duró la Guerra Civil en Irlanda del Norte, conflicto que perduró hasta 1998, cuando se firmaron los acuerdos de paz.

Nacionalistas versus leales, católicos versus protestantes

Este tema sigue siendo álgido siendo que si bien tuvo sus inicios hace casi 40 años, momento cuando los católicos y los nacionalistas, quienes se han mantenido históricamente favorables ante la posibilidad de reunificar la isla de Irlanda, iniciaron sus enfrentamientos contra los protestantes, quienes se mantenían leales al Reino Unido y al ejército británico.

El reclamo viene dado porque el ejército británico, que debía preservar la tranquilidad y el orden, junto con evitar que los problemas se exacerbaran, sin embargo al mantenerse leales al Reino Unido fueron parte en el conflicto. Se estima que al menos 3.500 personas fallecieron producto de los enfrentamientos y al menos 45.000 resultaron heridas.

El rechazo en Irlanda del Norte

Los dirigentes políticos de Irlanda del Norte se han manifestado contra esta propuesta de Boris Johnson, de brindar una amnistía a quienes cometieron algún delito en el desarrollo de la Guerra Civil, siendo que además de lo larga que fue (casi 20 años de conflicto), generó heridas muy hondas y en más de una oportunidad las partes en conflicto, se hicieron patente en el seno familiar.

No hacer nada no es una opción

Las asociaciones de las víctimas y el gobierno irlandés también hicieron saber su descontento e indignación ante esta propuesta, en ese sentido Brandon Lewis, quien es ministro responsable de Irlanda del Norte hizo saber ante la Cámara de los Comunes se manifestó indicando que “el sistema actual para lidiar con el legado de los ‘problemas’ no está funcionando. Las investigaciones penales tienen cada vez menos probabilidades de éxito. (…) No hacer nada no es una opción, [mientras que] la policía de Irlanda del Norte está examinando actualmente 1.200 casos y que para llegar a su fin se necesitarían al menos veinte años”, a lo que agregó que la ley debe “poner fin al ciclo de investigaciones y enjuiciamientos, fuente de divisiones”.

Para terminar, Jeffrey Donaldson, quien es el jefe del partido político que actualmente está en funciones en Irlanda del Norte, indicó lo siguiente: “Quiero que Irlanda del Norte avance, pero no se puede hacer a expensas de la justicia”, por su parte el ministro de Asuntos Exteriores de la República de Irlanda, Simon Coveney, indicó que “las propuestas británicas no pueden ser la base de una solución para superar el pasado y no serán apoyadas por las partes de Irlanda del Norte”. @mundiario

Boris Johnson propone una ley que genera polémica en Irlanda del Norte
Comentarios