Al borde de las lágrimas, Merkel pide a los alemanes quedarse en casa en Navidad

Angela Merkel, canciller alemana. RR SS.
Angela Merkel, canciller alemana. / RR SS.
Dejando su coraza de mujer dura de la política, la canciller alemana ruega a los ciudadanos respeten las restricciones durante las fiestas navideñas.
Al borde de las lágrimas, Merkel pide a los alemanes quedarse en casa en Navidad

Con un inusual discurso emocional, la canciller alemana, Angela Merkel, ha pedido a los alemanes que se queden en casa durante la Navidad. "Necesitamos reducir los contagios. ¡Por favor, quedaos en casa!", ha dicho la mujer más poderosa de Europa luego de que su país registrara un récord con 590 muertos por coronavirus y 20.000 casos nuevos en el último día.

Merkel ha sido sincera al afirmar que las vacunas que sean aprobadas durante las próximas semanas no representarán un "cambio significativo" a nivel epidémico en la nación, por tanto, seguirá siendo esencial que la población mantenga las restricciones para evitar las muertes y contagios. 

Sus declaraciones tienen lugar ante el pleno del Bundestag, donde defendía los presupuestos del 2021, los cuales prevén un endeudamiento nuevo de 180.000 millones de euros para poder combatir la crisis sanitaria. La canciller explicó que se podrán vacunar inicialmente a los grupos más vulnerables ante la pandemia y claro está, a los sanitarios que son la primera línea de defensa contra la Covid-19.

Entonces Merkel habló con sentimiento de lo que han logrado en solo 10 meses, especialmente a nivel científico sin dejar a un lado las dificultades que aún quedan por tratar. "El numero de contactos es demasiado alto, la reducción de contactos no es suficiente", ha destacado la canciller. "Como las cifras son las que son, tenemos que hacer algo". 

"No puede ser que ahora antes de navidades tengamos muchos contactos y a continuación sean las últimas navidades con los abuelos porque hemos desperdiciado la oportunidad de hacer algo", señaló obviamente dirigiéndose a los estados federados que se resisten a endurecer las medidas.

"Son recomendaciones acertadas el cierre de comercios, mantener el número de las reuniones al mínimo posible (...), cerrar los colegios -ya sea prolongando las vacaciones hasta el 10 de enero o con clases digitales-,... necesitamos reducir los contactos", dijo la canciller, que luego agregó que "duele de verdad en el corazón" ir contra las tradiciones navideñas, sin embargo, estas no son aceptables no son aceptables "si el precio a pagar es que la cifra diaria de muertos alcance las 590 personas". @mundiario

Al borde de las lágrimas, Merkel pide a los alemanes quedarse en casa en Navidad
Comentarios