Bolsonaro pretende garantizar por decreto la posesión de armas de fuego

Jair Bolsonaro, presidente electo de Brasil. / Sputnik news.
Jair Bolsonaro, presidente electo de Brasil. / Sputnik news.

A tres días de asumir la presidencia de Brasil, el ex militar y líder de ultraderecha acaba de anunciar una de sus primeras medidas.

Bolsonaro pretende garantizar por decreto la posesión de armas de fuego

El próximo 1 de enero de 2019, Jair Bolsonaro asumirá su posición como presidente de Brasil y el ex militar, ya ha anunciado una de sus primeras medidas. A través de su cuenta de Twitter –como de costumbre–, el líder de ultraderecha acaba de decir que pretende garantizar por decreto la posesión de armas de fuego, eso sí, a personas sin antecedentes penales.

"Por decreto, pretendemos garantizar la tenencia de armas de fuego para el ciudadano sin antecedentes penales, así como hacer su registro definitivo", escribió el representante del Partido Social Liberal, a tan solo tres días de asumir la presidencia del país sudamericano.

El hijo del presidente electo, y diputado de Brasil, Eduardo Bolsonaro, quien fue elegido con una cantidad de votos histórica, se pronunció sobre este anuncio asegurando que "muchas otras novedades están por venir todavía".

Ahora, sobre la posesión de armas de fuego, cabe destacar que actualmente está muy restringida en Brasil, no sólo porque la venta se limite a calibres pequeños, sino porque, además, los civiles deben pasar por un extenso proceso de verificación

El actual estatuto de desarme en Brasil faculta a las personas a adquirir armas, siempre que, primero, tengan más de 25 años; segundo, no tengan antecedentes penales; tercero, justifiquen sus motivos; y por último, aprueben un test psicológico. Además, el derecho de tenencia de armas de fuego permite tenerlas en casa, pero no llevarlas consigo a otros lugares.

Sin embargo, con todo y la dificultad de poseer legalmente un arma de fuego, la violencia con ellas es un gran problema la nación sudamericana: tan solo en 2017, en Brasil se alcanzó una cifra récord al registrarse nada menos que 63.000 homicidios. Una barbaridad. Por ello, la flexibilización del estatuto de desarme es un tema que preocupa y mucho a la ONG Sou de Paz, ya que temen que se convierta en una "catástrofe para la seguridad pública". @mundiario

Bolsonaro pretende garantizar por decreto la posesión de armas de fuego
Comentarios