Buscar

MUNDIARIO

Bolsonaro ordena la entrada del Ejército para acabar con los incendios en la Amazonía

El presidente brasileño, quien al verse arrinconado y vapuleado por su inoperancia política, dispuso que los militares de su país cooperen en las labores de ayuda para terminar con los incendios en la selva amazónica que llevan más de dos semanas. También se defendió de las críticas de Emmanuel Macron. 

Bolsonaro ordena la entrada del Ejército para acabar con los incendios en la Amazonía
Jair Bolsonaro, presidente de Brasil. / RRSS.
Jair Bolsonaro, presidente de Brasil. / RRSS.

Firma

Rodrigo Chillitupa Tantas

Rodrigo Chillitupa Tantas

El autor, RODRIGO CHILLITUPA TANTAS, escribe en MUNDIARIO. Es periodista peruano de la Universidad Jaime Bausate y Meza. Trabajó como redactor en los periódicos Todo Sport, Nuevo Sol y el Grupo La República. Fue corresponsal en Lima de Segundo Enfoque de Argentina. Actualmente colabora con la revista CARETAS. @mundiario

Jair Bolsonaro tuvo que retroceder al verse vapuleado a nivel mundial por su inoperancia política en los incendios de la selva amazónica. El presidente brasileño anunció en un mensaje a la nación que, vía un decreto supremo, el Ejército se movilizará a las regiones amazónicas para intentar atajar la crisis de incendios, que se ha intensificado en los últimas dos semanas. El decreto, llamado GLO Ambiental, ha sido firmado la mañana de este viernes y prevé el uso de las Fuerzas Armadas hasta el 24 de septiembre en caso de que "lo requieran los gobernadores [de los Estados]". 

La decisión del ultra derechista se realiza luego que ya se ha consumido 20.000 hectáreas del gran pulmón planetario. Al respecto, Bolsonaro aprovechó la ocasión para tratar de lavarse la cara ante el mundo. El ultra derechista señaló que su Administración defiende sus políticas ambientales y afirmó que los incendios forestales "existen en todo el mundo" y que eso "no puede ser pretexto para sanciones internacionales" ante las amenazas vertidas por líderes europeos.  

El presidente brasileño no se pudo contener y le respondió a su homólogo francés, Emmanuel Macron, quien lo acusó de haber mentido en sus compromisos en la defensa del medio ambiente y anunció que, si no cambia la situación, Francia se opondrá a la adopción del acuerdo de libre comercio entre la UE y el Mercosur.

“Brasil es ejemplo de sostenibilidad y tiene una ley ambiental moderna", le respondió al inquilino del Palacio del Eliseo. Sin embargo, Bolsonaro siguió defendiéndose. “Es nuestro deber combatir la tala ilegal y cualquier tipo de actividad criminal que ponga a la selva en riesgo", enfatizó.

Bolsonaro también se puso en plan de víctima por las informaciones que lo han atacado en los últimos días. "Es necesario tener celeridad. Compartir datos y mensajes sin fundamento dentro y fuera del Brasil no ayuda". También señaló que recibió una oferta de ayuda de otros países para lidiar con los incendios, una referencia directa a Estados Unidos, donde Donald Trump es uno de sus más fervientes aliados.

Como sea, Bolsonaro se pasó toda esta semana tratando de buscar culpables en otros lados para bloquear las críticas a su inoperancia política con los incendios en la Amazonía. El presidente brasileño, al igual que Trump, acusó sin pruebas y sin sustento alguno a las organizaciones no gubernamentales (ONG) que estaban orquestando la tragedia ambiental en los últimos 18 días. Sin embargo, la presión internacional lo arrinconó y Bolsonaro tuvo que retroceder para comenzar a ejercer, ahora sí, la presidencia de Brasil. @mundiario