Buscar

MUNDIARIO

Bolsonaro destituye al ministro de Cultura de Brasil por citar al nazi Goebbels

El presidente brasileño saca a Roberto Alvim por el “desafortunado pronunciamiento” realizado en la televisión pública. Además, rechaza apoyar "ideologías totalitarias". 

Bolsonaro destituye al ministro de Cultura de Brasil por citar al nazi Goebbels
Jair Bolsonaro, presidente de Brasil. / Twitter
Jair Bolsonaro, presidente de Brasil. / Twitter

Firma

Rodrigo Chillitupa Tantas

Rodrigo Chillitupa Tantas

El autor, RODRIGO CHILLITUPA TANTAS, escribe en MUNDIARIO. Es periodista peruano de la Universidad Jaime Bausate y Meza. Trabajó como redactor en los periódicos Todo Sport, Nuevo Sol y el Grupo La República. Fue corresponsal en Lima de Segundo Enfoque de Argentina. Actualmente colabora con la revista CARETAS. @mundiario

Jair Bolsonaro, el admirador de Donald Trump, ha sufrido su primera crisis política en este año. El presidente brasileño tuvo que destituir a su ministro de Cultura, Roberto Alvim, debido a que, en un discurso para la televisión pública, citó al ministro de la Propaganda del führer nazi, Joseph Goebbels. 

“El arte brasileño de la próxima década será heroico y nacional. Estará dotado de una gran capacidad de implicación emocional y será igualmente imperativo (...) o de lo contrario no será nada”, afirmó Alvim, quien estaba acompañado por una bandera brasileña y una cruz. 

El polémico discurso del ministro de Cultura provocó un estallido en el régimen de Bolsonaro. De arranque, el ultra derechista ha explicado en una nota que “un pronunciamiento desafortunado, aunque se haya disculpado, se ha convertido su permanencia insostenible. Reitero nuestro repudio a las ideologías totalitarias y genocidas”. 

Como sea, la declaración de Alvim provocó críticas de los presidentes del Congreso y del Supremo, a la Confederación Israelita de Brasil y a miles de internautas. Sin embargo, el saliente ministro de Cultura no ha percibido la gravedad del asunto.

Alvim ha atribuido la semejanza con las palabras de Goebbels a “una coincidencia retórica" y ha afirmado que el discurso fue elaborado con ideas “traídas por asesores” que hicieron una búsqueda sobre “arte nacionalista”. Además, ha añadido que, de haber sabido “el origen de la frase, nunca la hubiera pronunciado”.  Añadió que escribió el 90% del discurso, pero no los extractos copiados de Goebbels.

Las críticas han llegado incluso del interior del bolsonarismo. El filósofo Olavo de Carvalho, el principal ideólogo del Gobierno, ha declarado que era "temprano para juzgar, pero quizá Roberto Alvim no está bien de la cabeza. Veremos”. El presidente del Congreso, Rodrigo Maia, ha reclamado la salida inmediata del máximo responsable de la política cultural: “Ha ido más allá de todos los límites. Es inaceptable".  

No resulta la primera vez que el régimen de Bolsonaro está muy cuestionado por alguno de sus colaboradores cercanos. El ministro de Economía, Paulo Guedes, defendió dos veces el decreto AI-5 de la dictadura militar, que endureció la represión y se conoce como el "golpe dentro del golpe".  El discurso se produjo después de una referencia al AI-5 por parte del propio hijo del presidente, el diputado federal Eduardo Bolsonaro, quien defendió la medida si la "izquierda se radicaliza". @mundiario