Buscar

MUNDIARIO

El blindaje armado de Pedro Sánchez en su visita exprés a Barcelona que ha llamado la atención de la ciudadanía

Con un maletín antibalas y un subfusil de asalto. Estas fueron las medidas de seguridad con las que se personó el presidente del Gobierno en funciones en la Jefatura Superior de Policía de Barcelona y en los dos hospitales - Sant Pau y Sagrado Corazón de Barcelona - que visitó el lunes.

El blindaje armado de Pedro Sánchez en su visita exprés a Barcelona que ha llamado la atención de la ciudadanía
El maletín-escudo portado por uno de los escoltas de Pedro Sánchez, este lunes 22 de octubre en Barcelona. / Imagen TV
El maletín-escudo portado por uno de los escoltas de Pedro Sánchez, este lunes 22 de octubre en Barcelona. / Imagen TV

Firma

Redacción

Redacción

Análisis de la Redacción de MUNDIARIO. Síguenos en Twitter @mundiario

No es habitual fijarse en las medidas de seguridad que suelen acompañar a los presidentes de gobiernos, pero esto sí ha sucedido el lunes cuando Pedro Sánchez decidió realizar una visita relámpago a la Jefatura Superior de Policía de Barcelona y a los dos hospitales - Sant Pau y Sagrado Corazón de Barcelona - donde se encuentran los agentes ingresados por las heridas que les provocó la batalla contra los, según su propia jerga, "terroristas callejeros" en Barcelona y en otras ciudades catalanas.

Una de las imágenes más comentadas, a parte de los abucheos que recibió el Presidente en funciones por las personas congregadas a las puertas del centro hospitalario, incluso por trabajadores del propio hospital, fue la del escolta cargando un subfusil mientras Sánchez salía del Hospital Sant Pau entre abucheos. Otro de ellos portaba un maletín antibalas, éste último una herramienta que forma parte de la dotación habitual del presidente y del Rey, entre otras personalidades. Fabricado en material Kevlar, aparentemente es un maletín de ejecutivo que, en caso de necesidad, se despliega y contiene un escudo flexible para proteger de pies a cabeza a una persona, o a varias, si fuera necesario.

Uno de los escoltas de Pedro Sánchez portando un subfusil y ojeando a los manifestantes. / RRSS

Uno de los escoltas de Pedro Sánchez portando un subfusil y ojeando a los manifestantes. / RRSS

Algunas de estas medidas acompañan al presidente y a otros miembros de Gobierno, pero ayer fureon más evidentes y de ahí que hoy sea unas de las imágenes más comentadas. Diversos expertos en seguridad explican, en información recogida por La Razón, que ante un viaje al interior o exterior del país, el equipo de seguridad del presidente realiza un briefing para evaluar las necesidades tanto de vehículos como de personal. "Se acomoda a la peor de las hipótesis", señalan. @mundiario