Joe Biden advierte de que no han acabado los ataques contra el ISIS-K

Joe Biden, presidente de los EE UU. /RRSS
Joe Biden, presidente de los EE UU. /RRSS
El presidente estadounidense indicó que, a pesar de haber acabado con la evacuación de Afganistán, se mantiene una deuda pendiente con la organización terrorista que causó un atentado en Kabul. 
Joe Biden advierte de que no han acabado los ataques contra el ISIS-K

La guerra entre Estados Unidos y el ISIS-K no ha culminado. El presidente Joe Biden brindó un nuevo discurso solemne desde la Casa Blanca, donde elogió la evacuación realizada por su país para ayudar a los afganos y lanzó una advertencia al grupo terrorista que ejecutó una atentado, el viernes pasado, en el aeropuerto de Kabul que dejó el saldo de más de 170 muertos.

“Ningún país ha logrado algo así en toda la historia”, ha dicho Biden al iniciar su mensaje. “El éxito extraordinario de esta misión se debe al talento increíble, a la valentía y al coraje desinteresado de los militares estadounidenses, nuestros diplomáticos y nuestros profesionales de inteligencia”, ha agregado. Después, el mandatario norteamericano apuntó contra ISIS-K. 

“Seguiremos luchando contra el terrorismo en Afganistán y otros países”, sostuvo. “Y a ISIS-K: aún no hemos terminado con ustedes”, ha enfatizado Biden. "Las amenazas terroristas cambiaron, se expandieron a otros países, nuestra estrategia tiene que cambiar también”, zanjó. Una vez más, el presidente defendió su decisión de retirar las tropas norteamericanas de Afganistán. 

“A aquellos que piden una tercera década de guerra en Afganistán, les pregunto: ‘¿Cuál es el interés nacional vital?’”, preguntó Biden. Y añadió: “Simplemente no creo que la seguridad de Estados Unidos mejore si se continúa desplegando miles de soldados estadounidenses y gastando miles de millones de dólares en Afganistán“.


Quizá también te interese:

El Reino Unido y EE UU reactivan la ofensiva contra el ISIS

Estados Unidos no reconocerá al nuevo gobierno talibán

Estados Unidos ataca a ISIS-K tras el atentado en Kabul


 

El presidente de Estados Unidos se comprometió a ayudar a decenas de compatriotas que permanecen en Afganistán a irse del país si así lo desean. “Esta decisión no es solo sobre Afganistán, es sobre terminar una era de operaciones militares para rehacer a otros países. Tratar de crear una coalición democrática, eso nunca se ha hecho en siglos de historia afgana”, ha manifestado. 

UN CONFLICTO DESATADO

Lo cierto es que la declaración de Biden muestra que, en los próximos días, volverán a responder con ataques a ISIS-K. De hecho, el conflicto empezó con el brutal atentado de la organización terrorista en el aeropuerto de Kabul, el jueves pasado.

La respuesta no tardó en llegar: Estados Unidos atacó con drones a un miembro del Estado Islámico de Nangahar que está involucrado en la planificación de los ataques en Kabul. Producto de la operación, una persona terminó muerta. No se reportaron más civiles entre las víctimas. 

El domingo pasado ocurrió un nuevo ataque cuando las fuerzas estadounidenses bombardearon un coche bomba de ISIS-K en el que al parecer viajaba un atacante suicida en dirección al aeropuerto de Kabul.

Mientras ocurren estos episodios, además, la Coalición Internacional Para la Derrota del Daesh/ISIS, el grupo de más de ochenta países creado en septiembre de 2014 para combatir a esta organización de terrorismo, volvió a reactivarse. Y los que tomaron la iniciativa fueron Estados Unidos y el Reino Unido. 

“Vamos a seguir cooperando estrechamente, bajo los auspicios de la coalición, para contrarrestar con eficacia esta peligrosa amenaza. Utilizaremos todos los elementos nacionales de poder -militares, de inteligencia, diplomáticos, económicos y policiales- para asegurar la derrota de esta brutal organización terrorista”, afirma el comunicado que ha publicado el Departamento de Estado de EE UU en su página oficial.  

En tanto, el Gobierno británico ha convertido en norma oficial la utilización del término daesh, como se refieren al ISIS sus enemigos, para atacar a la organización terrorista en los próximos meses. El ministro de Exteriores, Dominic Raab, criticado en su país por su papel en la crisis, ha tomado el control de la situación: ahora tiene una recargada agenda internacional repleta de citas y eventos para tratar lo ocurrido con ISIS-K en Afganistán. @mundiario

Joe Biden advierte de que no han acabado los ataques contra el ISIS-K
Comentarios