Joe Biden apuesta por otorgar la nacionalidad a 11 millones de personas sin papeles

Joe Biden, presidente de EE UU. / RR SS.
El presidente de Estados Unidos, Joe Biden, durante un foro realizado por CNN en Wisconsin. / CNN

La Administración demócrata presenta en el Congreso la reforma migratoria más ambiciosa en más de tres décadas: el mandatario proyecta dar la nacionalidad a más de 11 millones de indocumentados en ocho años.

Joe Biden apuesta por otorgar la nacionalidad a 11 millones de personas sin papeles

Joe Biden apuesta por un cambio profundo en el sistema migratorio de los Estados Unidos. La Administración del presidente Biden ha presentado en el Congreso una legislación que promete ser la más ambiciosa de los últimos tiempos: el mandatario demócrata proyecta dar la nacionalidad a más de 11 millones de indocumentados en ocho años.

Esto garantizaría la ciudadanía a tantas personas que viven al margen y que provienen, mayormente, de México y Centroamérica, y que han vivido en territorio norteamericano más de ocho años.


Quizás también te interese: 

La reforma migratoria de Biden gana espacio en el Congreso de EE UU


 

Las causas profundas de la crisis migratoria

El proyecto, tal como ha anticipado la Casa Blanca, incluye un camino regulado hacia la ciudadanía para la mayoría de los 11 millones de indocumentados que viven en el país, así como un plan de seguridad fronteriza denominado “inteligente”.

La propuesta de Biden entierra el modelo que los demócratas habían presentado para atraer apoyo de los republicanos: combinar vías de acceso a la ciudadanía a los indocumentados con el reforzamiento de la seguridad en la frontera. El proyecto de ley actual incluye medidas para abordar las “causas profundas” de la migración, además de una inversión de más de 4.000 millones de dólares en cuatro años en El Salvador, Guatemala y Honduras. El objetivo es claro: mitigar la pobreza y la violencia que empujan a los indocumentados a emigrar. La creación en la región de centros de solicitudes de asilo para acceder a EE UU legalmente es otra de las grandes claves. 

Legislación migratoria, un tema delicado en el país

Al respecto, el senador demócrata Bob Menendez ha comentado: “Estamos aquí porque el pasado mes de noviembre ochenta millones de estadounidenses votaron contra Donald Trump y contra todo lo que él representaba… Votaron por restaurar el sentido común, la compasión y la competencia de nuestro Gobierno. Parte de ese mandato es arreglar nuestro sistema migratorio, que fue un pilar odioso del espectáculo del horror de Trump”.

Desde hace décadas, el tema de la legislación migratoria ha sido delicado en el país. La última iniciativa que se había presentado fue en el año 1986, con un proyecto de ley firmado por Ronald Reagan, con el cual se legalizó a tres millones de indocumentados para ese entonces.

En el 2013, nuevamente, la Administración Obama trató de sacar adelante otra iniciativa similar, pero no tuvo éxito en el Congreso. Ahora, Biden va hacia “las causas profundas” de la migración, al tiempo que presenta una propuesta atractiva, en la que hay posibilidad para que los indocumentados tengan sus documentos, pero también se presenta un refuerzo en la seguridad de la frontera. @mundiario

Joe Biden apuesta por otorgar la nacionalidad a 11 millones de personas sin papeles
Comentarios