Buscar

MUNDIARIO

Biden remonta las tendencias para hacerle frente a Sanders en las primarias demócratas

El exvicepresidente de Obama logró la victoria en Texas, Virginia y Massachusetts durante el 'Supermartes'. La carrera a la Casa Blanca ahora solo se definirá contra el senador izquierdista, que aún es una amenaza establishment  demócrata. 
Biden remonta las tendencias para hacerle frente a Sanders en las primarias demócratas
Joe Biden se recupera en las tendencias de los demócratas - Twitter
Joe Biden se recupera en las tendencias de los demócratas - Twitter

Firma

Rodrigo Chillitupa Tantas

Rodrigo Chillitupa Tantas

El autor, RODRIGO CHILLITUPA TANTAS, escribe en MUNDIARIO. Es periodista peruano de la Universidad Jaime Bausate y Meza. Trabajó como redactor en los periódicos Todo Sport, Nuevo Sol y el Grupo La República. Fue corresponsal en Lima de Segundo Enfoque de Argentina. Actualmente colabora con la revista CARETAS. @mundiario

Las elecciones primarias en el Partido Demócrata ha dado un nuevo panorama. Tras el denominado Supermartes, cuya votación se realizó en 14 Estados, Joe Biden ha vuelto a remontar las tendencias que ubicaban a Bernie Sanders como claro favorito para alzarse con la candidatura presidencial y enfrentar a Donald Trump en las comicios de noviembre.

El exvicepresidente de la era Obama logró el triunfo en nueve de los 14 Estados en disputa este martes. Así se puede mencionar a Texas, Virginia, Carolina del Norte, Massachusetts, Oklahoma, Tennessee, Arkansas, Minnesota y Alabama—, algunos de especial calado.  Mientras que el senador izquierdista ha conquistado el Estado más poblado e influyente, California, según las proyecciones de Associated Press.

Antes de concretar su victoria, Biden se había fortalecido en las últimas horas por la retirada de candidatos. Los votos, cuyo destinos eran Aomy Klobuchar y Pete Buttigieg, ahora pasaron a él y, por ello, inclinó la balanza ante la ola de Sanders, quien ya se perfilaba para romper con el establishment en el Partido Demócrata. 

Tras conocerse los resultados, Biden se dirigió al público desde Los Ángeles, paradójicamente, en uno de los pocos Estados que perdió. “¡No lo llaman Supermartes por nada!”, exclamó. “Vamos a traer a todo el mundo a bordo, queremos un candidato que gane a Donald Trump”, reivindicó, y aprovechó para lanzar un par de dardos a su rival, al desdeñar a quienes prometen “una revolución”, pero no movilizan a tanto electorado, y rematar: “Queremos un candidato demócrata, demócrata orgulloso”.

Mientras que Sanders dijo, desde Vermont, que le ha metido en el bolsillo a la mayor parte del voto joven. “Vamos a enfrentarnos al establishment corporativo" y también “al establishment político”, recalcó. “No podemos ganar a Trump con el mismo tipo de política vieja”, añadió. En 2016 se batió por la nominación demócrata contra Hillary Clinton y, aunque los primeros buenos resultados dieron ya aviso de que una nueva ola progresista pedía paso entre las bases del partido, se fue desinflando poco a poco.

Como sea, el Supermartes ha dejado el análisis de que la pugna demócrata se resolverá entre Biden y Sanders. Quienes quedaron relegados y sin opciones son el millonario Michelle Bloomberg y la senadora izquierdista Elizabeth Warren. Fuentes de la campaña de Bloomberg, citadas por Associated Press señalaron que, tras estos resultados, se replanteará proseguir en la campaña, abriendo la puerta a una retirada que puede nutrir aún más al vicepresidente de Obama.

La campaña de Warren también pende de un hilo. No ha logrado arañar ni un tercer puesto en los cuatro primeros asaltos de las primarias. Los delegados o compromisarios que deciden la nominación se reparten en cada Estado en proporción a los votos obtenidos, siempre que se alcance un umbral mínimo del 15%. Aún faltan votar en Estados importantes como Michigan, Florida, Pensilvania, Ohio, Nueva York o Arizona. @mundiario