Belarra pide rearticular el Gobierno “con urgencia” y recuperar a sus socios

Ione Belarra. / Mundiario
Ione Belarra. / Mundiario

La ministra ha cargado contra el PSOE por “pactar” con la Casa Real, sus acercamientos al PP y ha asegurado que “la mano de Feijoó” no frena a Vox.

Belarra pide rearticular el Gobierno “con urgencia” y recuperar a sus socios

Aunque Pedro Sánchez consiguiera salvar el decreto anticrisis con el respaldo errante de EH Bildu, el precio por el escándalo del presunto espionaje contra los 66 dirigentes independentistas continúa facturándose, y parece ser que le saldrá caro al Partido Socialista Obrero Español (PSOE), con miras a los últimos 20 meses que le quedan para agotar la legislatura en 2023.

Pero las tensiones y distancias no sólo se han marcado con la mayoría de la investidura del presidente del Gobierno, sino con su socio minoritario de la coalición, Unidas Podemos, que en los últimos días ha mostrado un mayor rechazo por las más recientes medidas que ha adoptado el Ejecutivo: cómo ha manejado la crisis, los proyectos que critica la izquierda y sus iniciativas progresistas que se ven frenadas.

La secretaria general de Podemos lo ha dejado claro este viernes. Ione Belarra ha advertido de que el PSOE “tensa y pone en riesgo” la coalición de Gobierno por sus acercamientos con la derecha y la Casa Real, por lo que ha llamado a “rearticular con urgencia” el Ejecutivo y a “restablecer la confianza” perdida con los partidos nacionalistas, cada vez más enfurecidos por las escuchas con el programa Pegasus y que se ha presentado nuevamente este jueves tras la abstención de Esquerra Republicana de Catalunya (ERC) para aprobar el decreto anticrisis.

La mayoría de investidura pende de un hilo

Tras el Consejo Ciudadano Estatal de Podemos, Belarra se ha referido directamente al presunto espionaje, y ha advertido al PSOE de que “no se puede ni debe justificar el espionaje por motivos políticos”, dado que Unidas Podemos considera que la ministra de Defensa, Margarita Robles, lo justificó en el Congreso esta semana. Pero Belarra se suma a los separatistas y arbetzales al pedir que se “asuman responsabilidades”, como el portavoz de su partido, Pablo Echenique, que pidió que rodaran cabezas.

Los morados creen que ERC “está muy tocado” y muy “débil”, por lo que apremian al presidente Sánchez y a los socialistas a que se establezcan responsabilidades, ya sea mediante una comisión de investigación a la que el PSOE se niega, para poder reconducir la situación y recuperar los vínculos entre los partidos de la mayoría, o como ha remarcado este jueves la portavoz de Bildu, “la mayoría plurinacional de izquierdas en esta cámara y el Gobierno”.

Por lo tanto, Podemos ha exhortado a su socio de coalición a “volver a marcar el paso de la legislatura”, restablecer la confianza en los aliados y recuperar “el bloque democrático”, puesto que “cuidar de la mayoría de la investidura es cuidar la garantía de la orientación progresista”, según Belarra. El tono de la discusión ha sido elevado por los independentistas, quienes ha pedido explícitamente la cabeza de la titular de Defensa, Robles. El PSOE ha cerrado filas con ella tras las declaraciones de apoyo de la ministra de Hacienda, María Jesús Montero, el de Interior, Fernando Grande-Marlaska, y el propio Sánchez.

Ante la negativa gubernamental de permitir una comisión de investigación en el Congreso, los socialistas impulsaron la reducción de la exigencia de mayorías de tres quintos (de 210 votos mínimos pasó a 176) para aprobar a los 10 miembros de la comisión de secretos oficiales, y permitir la entrada de ERC, EH Bildu, Junts per Catalunya (JuntsxCat) y de la Candidatura Popular de Catalunya (CUP), con el fin de que obtengan sus respuestas de los documentos clasificados en lugar del propio Gobierno.

Podemos rechaza la mano de Feijoó

Belarra, también ministra de Derechos Sociales y de Agenda 2030, ha criticado las nuevas medidas de transparencia de la Casa Real que redactó la exvicepresidenta socialista Carmen Calvo, alegando que se trata de una “operación de maquillaje” de la monarquía, y que, además, anula el debate en el Congreso al ser tramitadas como real decreto para “tapar los escándalos sucesivos e incesantes sobre las actuaciones ilegales del rey emérito”, Juan Carlos I.

La ministra ha criticado que las medidas progresistas que propugna su Gobierno sigan siendo retrasadas, como la Ley Trans-LGBTI, la Ley de Protección Animal o la Ley de Familias, proyectos ambiciosos que son las estrellas de sus propuestas desde que llegaron el Ejecutivo. Belarra ha exigido al mismo tiempo mayores apoyos del Gobierno socialista para impulsar la Ley del solo sí es sí, y que deje de poner evasivas para concretar una empresa de energía o banca pública, pues a su juicio “directamente se impiden los debates”.

En este sentido, la ministra ha aprovechado para atacar directamente al Partido Popular (PP), principalmente a su presidente Alberto Núñez Feijoó, por considerar que su mano no es suficiente para “frenar a la ultraderecha”, dado que Vox ha repuntado en las encuestas recientemente. “Pero frenar a la ultraderecha no se dice, se hace. Se hace con políticas valientes y no tendiendo la mano permanentemente un Feijóo que ya ha decidido que Vox es su socio estratégico de gobierno”, ha zanjado la morada. @mundiario

Belarra pide rearticular el Gobierno “con urgencia” y recuperar a sus socios
Comentarios