La BBC desmiente a la ministra Laya en que España controlará a quien entre en Gibraltar

BBC Gibraltar reportaje (640x480)
La BBC se ocupa de Gibraltar.
Lo dijo Picardo, lo dijo Raab, ministro de Exteriores británico, y ahora es la BBC, en una reportaje sobre Gibraltar, la que insiste en que la colonia no ha cedido el control de quien entre en su territorio.
La BBC desmiente a la ministra Laya en que España controlará a quien entre en Gibraltar

Bajo el título “Brexit: El fin de la frontera terrestre de Gibraltar provoca alegría y temor”, la BBC ha dedicado un amplio reportaje de su corresponsal para Europa, Gavin Lee que escribe desde la colonia de Gibraltar. En el texto del reportaje se insiste en que la guardia civil española no será quien controle quien entra o no en Gibraltar, desmintiendo de nuevo a la ministra de Exteriores González Laya, al tiempo recuerda que el acuerdo provisional entre el Reino Unido y España tendrá que ser examinado tras cuatro años de vigencia. Pero, sobre todo, citando al premier Picardo insiste en que la soberanía británica sobre el peñón ha quedado marcadamente preservada.

En el reportaje se analizan todos los aspectos derivados de la nueva situación que a su entender da respuesta a los anhelos de los Gibraltareños, en el sentido de permanecer dentro de la Unión Europea, como se votara mayoritariamente en el referéndum al respecto, cosa que de facto han logrado en los aspectos que más les convenía. En ese sentido, trata de subrayar como se van a beneficiar los españoles que entran a trabajar al peón, a retirarse los controles fronterizos, si bien cabe recordar que, según datos del propio gobierno de la colonia son no 15.000 sino sólo el 60 por ciento de esa cifra.

Gibraltar (1) (640x480)

El territorio cedido en Utrecht y el usurpado.

En el reportaje se dice literalmente: “Los trabajadores españoles de La Línea de la Concepción están listos para celebrar la retirada de los controles fronterizos de Gibraltar. Y tienen razones para. “Esta pequeña ciudad costera limítrofes con Gibraltar es una de las más pobres de España. Un tercio de las personas aquí están desempleadas y en algunos barrios esa cifra se eleva al 80%. El narcotráfico procedente de Marruecos y las bandas armadas se han convertido en un problema para la policía Quince mil residentes tienen trabajos en Gibraltar, donde los salarios son en promedio un 20% más altos. Y Gibraltar los necesita para el alma de su economía, especialmente en las industrias de enfermería, restauración y limpieza”

El autor del reportaje dice que, tras la salida del Reino Unido de la UE, se ha logrado en principio que la frontera terrestre irá, posiblemente en un plazo de seis meses, pero los términos del acuerdo primero deben convertirse en un tratado formal con la UE. Pero que ya se verán cabios inmediatos:

> La única carretera que une los territorios se ampliará para permitir que las personas y los coches viajen libremente

> Algunas infraestructuras permanecerán en la frontera, algunos guardias permanecerán en espera, y todavía es necesario elaborar finales, como juzgar la necesidad de ciertos controles aduaneros lejos de la frontera y, en caso afirmativo, cómo funcionarían

> Para que la frontera desaparezca, Gibraltar pasará efectivamente a formar parte de la zona de viaje libre de pasaportes de Europa -la zona Schengen-, aunque hay un uso diferente del lenguaje de ambas partes en si será "parte de", o "conectado a" Schengen

> Con la frontera desaparecida, los recién llegados sólo serán revisados si entran por mar en el puerto y por vía aérea

> Por primera vez, así como los guardias fronterizos de Gibraltar, habrá guardias de la frontera de la UE y de la Agencia de Guardacostas conocida como Frontex también revisando los pasaportes.

Una reivindicación abandonada por Zapatero

Para diluir la histórica reivindicación de la soberanía que España ha mantenido a lo largo de la historia, hasta la presidencia de Zapatero, y tras subrayar que Gibraltar ha logrado que desaparezca la frontera, se recoge una frase en boca de los españoles que trabajan en la roca y que hacen suya en Gibraltar. En ese sentido, el reportaje recoge el testimonio de una asistente española con empleo en la colonia que ya no tendrá que pasar dos controles (primero a través del puesto español, luego inmediatamente después en el lado de Gibraltar donde mostrará a los guardias su permiso de trabajo) “Esta es una gran noticia para nosotros. En el futuro significa que será más fácil simplemente cruzar para la gente [tratando] de conseguir trabajo. Para mi hijo, por ejemplo, que no tiene trabajo. Trabajar aquí para mí es mucho más importante que el color de la bandera."

Y cuenta que el sindicalista Juan José Uceda, de La Línea, celebró con una botella de Rioja cuando se enteró del acuerdo: "Pensamos en el cambio que esto puede hacer psicológicamente a todos aquí, y no tener fronteras que nos impidan. Somos una ciudad nacida por las necesidades de Gibraltar, y hemos estado sufriendo durante tantos años, las colas, los retrasos en la frontera y los problemas políticos detrás de ella también".

2020020101583214284 (640x480)

Gibraltar conservará las ventajas de estar en la UE con su metrópoli fuera.

Pero con suma habilidad, el reportero pasa en puntillas sobre una cuestión esencial y lo redacta con especial cuidado: España, que disputa la soberanía británica sobre la Roca, a menudo ha sido acusada de retener deliberadamente el tráfico ralentizando los controles en la frontera para generar largos retrasos, especialmente en momentos de tensión entre las dos partes. Y vuelve a recoger el testimonio del sindicalista de la Línea: “Hay trabajadores, que han estado esperando en la frontera muchas veces durante cinco o seis horas sin moverse, y luego en el camino de regreso de nuevo tienen que esperar al mismo tiempo", se queja Juan José. Afecta a las familias de ambos lados. Especialmente algunos de los niños que van a la escuela al otro lado de la frontera. Se podía ver a los niños desayunando en los coches, esperando. Y aquí no hay baños. Nada

Según el reportaje, ministro principal de Gibraltar, Fabien Picardo, describe el acuerdo como la creación de "una zona de viaje común entre Gibraltar y el resto de Schengen". Y pone otro ejemplo: "Esto es un poco como los controles yuxtapuestos que verías en la estación de St Pancras cuando vas en el Eurostar. Tú irías primero por el control de pasaportes británico. Y luego unos pasos más tarde pasarías por el control de pasaportes francés. Este es exactamente el arreglo de lo que proponemos que suceda si la Comisión Europea está de acuerdo, y elevamos nuestro pre-acuerdo a un tratado".

España no tendrá la última palabra

El reportaje vuelve sobre las palabras de la ministra española de de Asuntos Exteriores español, Arancha González Laya, quien declaró recientemente que España tendría que tener la "última palabra" en los acuerdos de aeropuerto y frontera portuaria, porque España es el país miembro de Schengen que permite que se produzca el acuerdo. Pero nuevamente se desmiente el optimismo de la ministra y señala que sus palabras: “Han llevado a críticas de que la medida podría debilitar la soberanía británica sobre el territorio, pero el Sr. Picardo dice que si el plan sigue adelante la decisión sobre quién entra en Gibraltar sólo será tomada por un guardia Gibralta, por lo que el Territorio Británico de Ultramar tendría "primacía". O sea, que no será España, como decía la ministra, quien decide quién entra en Gibraltar.

Y para que no quede duda, se recogen las palabras de Picardo absolutamente claras. "No hay absolutamente ninguna manera de que nadie pueda sugerir el acuerdo que hemos hecho o de hecho que formaríamos parte de un tratado que de alguna manera diluiría la soberanía británica,  Y en ese mismo sentido se recoge en el reportaje que “el ministro de Europa de España, Juan González-Barba Pera [en realidad Secretario de Estado para la UE] dijo a la BBC que si bien las reclamaciones españolas sobre la roca no habían retrocedido, el acuerdo no se trataba de reclamos territoriales. Y se recuerda que,en 2002, Gibraltar]celebró un referéndum y rechazaron la idea de la co-soberanía. Picardo apunta: “En lugar de la co-soberanía, yo la llamaría "corresponsabilidad" porque con este acuerdo el Reino Unido está permitiendo a Gibraltar participar en ciertas políticas de la Unión Europea en las que el Reino Unido no está participando".

Desconocimiento de los detalles del acuerdo

La BBC destaca a su vez que el pre-acuerdo apenas es conocido al detalle por los grupos políticos españoles, dadas las fechas en que se produjo, pese que se reconoce que el acuerdo produce muchas insatisfacciones, tal y como reconoció a la BBC González-Barba Pera: "Hay algunas personas en España que no están contentas con este acuerdo porque lo ven como una oportunidad perdida para promover nuestras afirmaciones", dice el ministro español. También acepta algunos en el Reino Unido y Gibraltar no estará satisfecho con el trato.

1489165201_789645_1489165954_sumario_grande - copia (640x480)

Imagen histórica del control en la frontera.

También hay sectores en Gibraltar que no están conformes del todo, pese a que la BBC cree Gibraltar parece tener una mejor relación con el gobierno de coalición socialista de España que con los gobiernos anteriores en Madrid. “Para los gibraltareños todavía hay recuerdos dolorosos de tensiones pasadas. Además de los cierres fronterizos, soportaron un bloqueo de 13 años impuesto por el dictador español Francisco Franco en 1969”, dice la BBC. Pero, “ahora, con el Reino Unido ya no es miembro, y España ha aumentado la responsabilidad en los puertos, algunos lugareños se preocupan de que podría ser un paso adelante hacia el dominio español”. Y en ese sentido, el reportaje recoge las palabras de el llanito Harry Brown quien dice: "Confío en el ministro principal, pero tenemos que tener cuidado. Una cosa será que los guardias fronterizos europeos revisan los pasaportes, pero ciertamente no quiero que la guardia civil española lo haga por su cuenta".

Lo más curioso de este reportaje es el caso del ex militar británico, largos años en la Roca, Ayxe, que como tantos gibraltareños vive en la Línea, con su esposa española, quien dice que "España siempre ha querido apoderarse de Gibraltar”

El reportaje concluye afirmando que funcionarios gibraltareños, británicos y españoles insisten en que el acuerdo fronterizo es un experimento que será reevaluado cuatro años después de que se haya eliminado la frontera. Reconocen que no está exento de riesgos. La esperanza, sin embargo, es que, sin frontera, la confianza entre estos vecinos históricamente frágiles puede comenzar a crecer. @mundiario

La BBC desmiente a la ministra Laya en que España controlará a quien entre en Gibraltar
Comentarios