Buscar

MUNDIARIO

¿Por qué el banco suizo cerró la cuenta de Juan Carlos I?

El fiscal suizo ha tomado declaración a Yves Mirabaud para determinar el origen de los 100 millones de dólares, equivalente a 64,8 millones de euros.
¿Por qué el banco suizo cerró la cuenta de Juan Carlos I?
Juan Carlos I. / Pixabay
Juan Carlos I. / Pixabay

Maira Perozo

Periodista.

La banca privada Mirabaud instó a Juan Carlos I a cerrar su cuenta en suiza en el 2012. La medida fue tomada por la institución tras develarse la cacería de elefantes en Botsuana y comprobar que su cliente encabezaba la prensa internacional con la noticia.

La información se desprende de la declaración de Yves Mirabaud, expresidente del banco y de otros directivos de la entidad financiera, al fiscal helvético Yves Bertossa, según recoge El País.


Quizá te pueda interesar

Corinna Larsen aseguró a la justicia suiza que Juan Carlos I transfirió 64,8 millones “por gratitud”


Juan Carlos I sufrió un accidente el día en que cazaba en el país africano junto a su amiga Corinna Larsen y de su hijo; por esa razón fue llevado de urgencia a España y sometido a una operación en la cadera.

A partir de ese momento, la relación con la consultora alemana saltó a la luz pública. Asimismo, los directivos del banco al atestiguar en la fiscalía suiza admitieron que no existen soportes de la donación del Ministerio de Finanzas de Arabia Saudí, más allá de los argumentos esgrimidos por Arturo Fasana, el gestor externo de la cuenta, al que conocían como cliente y en el que confiaban.

Al respecto, Bertossa, alto directivo del banco, reconoció que no hubo verificación de nada. En ese mismo orden, el fiscal ha tomado declaración a Yves Mirabaud para determinar el origen de los 100 millones de dólares, equivalente a 64,8 millones de euros, que fueron recibidos, en agosto de 2008, en una cuenta a nombre de la fundación panameña Lucum cuyo primer beneficiario era el entonces jefe del Estado.

De la misma manera, Arturo Fasana ha declarado al fiscal que fue Juan Carlos I quien ordenó enviar el dinero a su examiga, aunque no ofrece detalles de los motivos de la transacción.

Paralelamente, Larsen ha explicado ante el fiscal suizo que fue una donación "no para deshacerse del dinero, sino por gratitud y por amor” y para “garantizar el futuro de sus hijos".

Por su parte, el directivo Antoine Boissier, de 68 años, ya jubilado, ha sido el empleado del Mirabaud que ha aportado más detalles sobre la apertura de la cuenta del rey emérito. Aseguró que a petición de Arturo Fasana mantuvo una reunión con él y con Pierre Mirabaud, otro de los principales ejecutivos y asociados del banco.

El fiscal suizo investiga si los 65 millones recibidos por Juan Carlos I responden a una rebaja del 30 por ciento en la oferta final de un consorcio de empresas españolas que ganaron la obra del AVE entre Medina y La Meca.

Los testimonios de los involucrados en Suiza, salvo la de Larsen y la del banquero Nicolás Gonet, han sido remitidas a España para sumarlas a los indicios aportados por la Fiscalía Anticorrupción al Tribunal Supremo. Este organismo investiga a Juan Carlos I como aforado por un presunto delito fiscal y de blanqueo de capitales. @mundiario