Ayuso busca centrar otra vez el 4-M en su choque con Sánchez

Pedro Sánchez e Isabel Díaz Ayuso. Twitter.
Pedro Sánchez e Isabel Díaz Ayuso. Twitter.
La líder madrileña del PP intenta recuperar el protagonismo a partir de su enfrentamiento con el Gobierno por el manejo de la crisis sanitaria en Madrid. 
Ayuso busca centrar otra vez el 4-M en su choque con Sánchez

Isabel Díaz Ayuso no quiere perder protagonismo en la recta final al 4-M. La madrileña líder del Partido Popular ha puesto en marcha su estrategia de reavivar su enfrentamiento contra el Gobierno de Pedro Sánchez a partir del manejo de la pandemia de la Covid-19 en la Comunidad de Madrid. Así, apunta apagarle los focos de atención sobre el choque entre Rocío Monasterio y Pablo Iglesias en la cadena SER.

“Lo que está pasando estos días es realmente una confusión completa”, ha dicho Díaz Ayuso en un mitin en Pozuelo de Alarcón en el que ha vuelto a evitar cualquier tipo de crítica hacia Vox. “No tenemos que despistarnos”, ha pedido. “Después de los dos años más difíciles que ha vivido Madrid, nuestra sociedad está más unida que nunca, y no debemos descentrarnos”, ha insistido, quejándose de que los ministros del Gobierno de Sánchez critiquen al Ejecutivo madrileño.

“No vamos a estar ahora mismo para circos. Tenemos que hablar de lo que sí pasa, y no despistarnos con lo que no pasa. No puede ser que después de dos años de lucha en soledad [con la pandemia] se fabriquen a última hora problemas inexistentes para tapar lo importante. Ahora estamos oyendo cómo hay una nueva cepa, de la India, que está poniendo en jaque el sistema sanitario. ¿Dónde está Pedro Sánchez?”, ha dicho la actual presidenta de la Comunidad. 

Díaz Ayuso ha vuelto a reprochar a Sánchez lo que tilda de inacción frente al virus. Seguidamente, cargó contra l consejero de Sanidad, Enrique Ruiz-Escudero; el viceconsejero de salud pública, Antonio Zapatero; la directora general de Salud Pública, Elena Andradas; y el director del hospital Enfermera Isabel Zendal, Fernando Prados Roa. 

“Han sufrido mucho. Y nunca dijeron que no”, ha dicho la presidenta de la Comunidad. “Es el equipo que me representa: la gente que dice sí a la adversidad, que se echa a las espaldas situaciones tan difíciles como las que hemos vivido”.

Pero en este plan no está sola. En el mitin de este sábado estuvo el líder del PP, Pablo Casado, quien abordó algunos de los grandes clásicos de la formación conservadora (educación concertada, terrorismo y Transición) y defender una difícil equidistancia en la polémica entre Monasterio e Iglesias. ”El PP no quiere ni piedras ni balas, ni boicots ni cordones sanitarios”, ha dicho. @mundiario

Ayuso busca centrar otra vez el 4-M en su choque con Sánchez
Comentarios