El avance de la extrema izquierda en Francia y las dificultades de Macron para gobernar

Emmanuel Macron, presidente de Francia. / RR SS.
Emmanuel Macron, presidente de Francia. / RR SS.

Tras la segunda vuelta de las legislativas en Francia, queda claro que la continuidad del mandatario no será fácil y deberá pactar para poder llevar a cabo sus políticas.

El avance de la extrema izquierda en Francia y las dificultades de Macron para gobernar

Andalucía en España, Colombia y Francia vivían un día en las urnas para decidir su futuro. En el caso de Francia, ha quedado patente el descontento con Emmanuel Macron, recientemente reelecto como presidente del país, y que ahora se enfrenta a una inestable gobernabilidad luego de que la extrema izquierda lograra que el partido del mandatario no consiguiera la mayoría en la segunda vuelta de las elecciones legislativas.

La alianza del presidente pierde su mayoría en el parlamento francés logrando conseguir 245 escaños en la cámara de 577 miembros en las elecciones, según los resultados presentados por el Ministerio del Interior francés. Con estos resultados, la coalición del gobierno no consigue la mayoría absoluta que debían ser 289, lo que significa que Macron estará obligado a pactar para poder gobernar.

La segunda vuelta de las elecciones legislativas de Francia han estado marcadas por el 54% de abstención. El mandatario se enfrentará contra la primera fuerza opositora, Nueva Unión Política Económica y Social (Nupes), liderado por Jean-Luc Mélenchon, que han conseguido 149 escaños.

Por su parte, la colación liderada por Marine Le Pen, Agrupación Nacional, que se enfrentó a Macron en las presidenciales, consiguió un total de 75 representantes dentro de la nueva Asamblea Nacional. Por su parte, Los Republicanos, contarán con un número similar dentro del órgano legislativo, dejando de ser la primera corriente opositora del país.

La mayoría conseguida por la agrupación de Macron es relativa, ya que se verá entre dos frentes extremistas entre Nupes y la Agrupación Nacional. Aunque Ensemble, el partido del mandatario, logra la mayoría, se ha visto esta victoria en realidad como una derrota del presidente ya que este tipo de comicios miden la popularidad del mandatario.

En los dos meses que han transcurrido desde la reelección del presidente, parece que Macron no ha logrado convencer a los franceses. Pero tampoco hay que decir que la izquierda es la gran vencedora, en realidad, la gran ganadora ha sido la abstención ya que más de 26 millones de franceses no han acudido a las urnas para expresarse.

Como ya mencionábamos, Macro deberá pactar para poder gobernar dentro de los próximos cinco años que tiene por delante como presidente. Mélenchon afirmó que estas selecciones han significado “la derrota del partido presidencial”. Para el líder esto es una asistencia “al fracaso del macronismo, el fracaso moral de los que estaban dando lecciones a todos”, agregando que en la actualidad “no hay mayoría posible”.

“Cambio mi campo de batalla, pero mi compromiso es y seguirá siendo hasta mi último aliento en la primera fila si así lo queréis”, dijo el líder de Nupes tras conocer el resultado. El objetivo principal del Mélenchon era conseguir la mayoría absoluta y lograr que Macron lo nombrara primer ministro, algo que finalmente no ha conseguido.

Ahora será el turno de que el mandatario juegue sus fichas en el futuro para lograr que la gobernabilidad sea posible en los próximos años, donde Macron tenía muy claro la forma en que llevaría sus políticas, pero ahora, entre pactos sorteará las mayorías de sus políticas. @mundiario

El avance de la extrema izquierda en Francia y las dificultades de Macron para gobernar
Comentarios