Las autoridades guatemaltecas autorizan la extradición de Javier Duarte

Javier Duarte, exgobernador de Veracruz. / Twitter.
Javier Duarte, exgobernador de Veracruz. / Twitter.

El exgobernador de Veracruz ha quedado ahora a disposición de México, que tiene la última palabra para fijar la fecha de su regreso para ser enjuiciado.

Las autoridades guatemaltecas autorizan la extradición de Javier Duarte

La Corte Suprema de Guatemala ha aprobado la extradición del exgobernador de Veracruz, México, quien fue capturado el último 15 de abril en los alrededores del lago Atitlán, una de las zonas turísticas más importantes del país centroamericano. Así, Javier Duarte, quien se fugó en noviembre del año pasado tras haberse descubierto sus fechorías en el cargo de gobernador del Estado mencionado, será trasladado en las próximas horas hacia su país.

Las autoridades guatemaltecas han acordado su traslado pero será el Gobierno de México el que decida en qué momento traerán de vuelta al hombre que dejó en quiebra a Veracruz. "Le hemos pedido a México que se le lleve cuanto antes, estamos únicamente a la espera de que el Gobierno de México, a través de la PGR (Procuraduría General de la República) pueda disponer de un avión o del medio de transporte que determinen", dijo Carlos Raúl Morales, canciller guatemalteco.

Entretanto, Francisco Rivas, ministro de Gobernación de Guatemala (equivalente al ministro de Interior en otros países), dijo que Duarte es un recluso de "alta vulnerabilidad, pues hay grupos criminales en Guatemala que se pueden prestar a atentar contra su vida y tenerlo aquí es un riesgo y una responsabilidad".

Cuando ponga pie en su país, Duarte enfrentará serios cargos federales por delincuencia organizada y lavado de dinero. El exgobernador, quien pese a su historial y a su fuga descarada insiste en que es inocente, pidió su traslado a México a inicios de semana. Según aseguró, es víctima de una persecución política de la que quiere defenderse.

El ilustre exmiembro del PRI, quien estaba considerado por muchos como uno de los potenciales relevos del presidente Enrique Peña Nieto, fue detenido el 15 de abril en Panajachel, en el suroccidente de Guatemala. Duarte había escapado en octubre último cuando la PGR en México avisó que había emitido una orden de captura en su contra. El político de 43 años, quien a raíz de sus escándalos fue expulsado de su partido, es acusado de tejer un complejo esquema de desvío de recursos al que llegó a darle una fachada de legalidad.

De acuerdo a la Procuraduría, Duarte dio la orden a testaferros que habrían comprado propiedad con recursos obtenidos de las arcas públicas de Veracruz. En su primera audiencia ante los jueces guatemaltecos, el exgobernador se rehusó a ser extraditado.

La carrera de este corrupto empezó hace algunos años recién de la mano de Fidel Herrera, uno de sus predecesores en Veracruz. De entrada se perfilaba como un potencial líder de los priístas, aunque terminó condenándose a sí mismo con sus delitos en la administración pública.

Asumió como gobernador de Veracruz en 2010, cuando tenía apenas 37 años. Apadrinado por Herrera, Duarte se convirtió así en uno de los mandatarios más jóvenes de México y un orgullo de la cantera priísta. En tan solo seis años, pasó de ser el orgullo del partido por antonomasia de México a estar a nada de ser encarcelado. Su rostro y su historia ilustran el destino al que finalmente acuden todos los políticos en México. Su carrera no fue más escandalosa solo porque terminó exageradamente rápido.

> MUNDIARIO te ofrece suscribirte a otros análisis de Política.
 

 

Las autoridades guatemaltecas autorizan la extradición de Javier Duarte
Comentarios