Buscar

MUNDIARIO

Auto discutible del Tribunal Superior de Xustiza de Galicia sobre la actividad hostelera

Los empresarios pedían que se dejara en suspenso la decisión restrictiva de la Xunta sobre los locales de A Coruña. Pero con la medida adoptada ahora habrá que esperar a otra decisión dentro de dos meses, cuando la temporada veraniega ya haya pasado, triste y sin gloria.
Auto discutible del Tribunal Superior de Xustiza de Galicia sobre la actividad hostelera
Vistas del centro de A Coruña. / Google
Vistas del centro de A Coruña. / Google

Alfonso Villagómez

Doctor en Derecho.

La Sala de Vacaciones del Tribunal Superior de Xustiza de Galicia (TSXG) ha desestimado la petición de medidas "cautelarísimas" de la asociación de hostelería de A Coruña sobre las restricciones de horario impuestas por la Xunta de Galicia.

Las mal llamadas "cautelarísimas" son decisiones provisionales que el tribunal puede adoptar ante situaciones de urgencia y sin oír a la Administración.

La clave de la urgencia

En este caso los empresarios pedían que se dejara en suspenso la decisión restrictiva de la Xunta sobre los locales coruñeses. Por consiguiente,  lo relevante aquí no es la indiscutible prevalencia del interés general de la salud pública sobre los intereses particulares de este  sector empresarial  de la hostelería y el ocio nocturno. Lo relevante es determinar si existe o no urgencia en el caso.

La urgencia es un concepto jurídico indeterminado que sin embargo solo admite en derecho una única solución justa. Es decir, hay que determinar si hay o no urgencia. Y, a diferencia de la sorprendente apreciación de la Sala de Vacaciones, pocas dudas puede haber de que el sector de la hostelería se ve muy perjudicado con estas restricciones de horario en los locales, en particular durante esta temporada estival.

Riesgo de ruina en cientos de locales

Así, pues, pocas dudas deberían también existir sobre la urgencia en resolver una cuestión que puede conducir directamente a la ruina a cientos de establecimientos del ocio nocturno. Claro que, a mi juicio, existe urgencia y el Tribunal Superior de Xustiza de Galicia debería haberlo apreciado en este auto discutible.

Ahora habrá que esperar a una decisión dentro de dos meses, cuando la temporada veraniega ya haya pasado, triste y sin gloria. @mundiario