Buscar

MUNDIARIO

La Audiencia Nacional absuelve a Trapero: ni sedición, ni desobediencia

La mayoría del tribunal se ha decantado por la opción que puso sobre la mesa la defensa de Josep Lluís Trapero, máximo mando policial del Cuerpo autonómico durante el procés.
La Audiencia Nacional absuelve a Trapero: ni sedición, ni desobediencia
Josep Lluís Trapero. / RR SS.
Josep Lluís Trapero. / RR SS.

Maira Perozo

Periodista.

La Audiencia Nacional ha decidido absolver a Josep Lluís Trapero, major de los Mossos d’Esquadra, en el juicio celebrado por el papel de la policía autonómica catalana durante el desafío secesionista de octubre de 2017. De esta manera no hubo ni sedición ni desobediencia.

La Sección Primera de la Sala de lo Penal ha citado a las 9.30 de la mañana de este miércoles a todas las partes implicadas para notificar su resolución. Un fallo que se conocerá detalladamente en medio de la carrera electoral en Cataluña, después de que el president Quim Torra fuera inhabilitado por desobediencia el pasado mes de septiembre.

La mayoría del tribunal se ha decantado por la opción que puso sobre la mesa la defensa de Josep Lluís Trapero, máximo mando policial del Cuerpo autonómico durante el procés. De esta manera para la Audiencia Nacional durante casi cinco meses, la antigua cúpula de los Mossos d’Esquadra no cometió ni un delito de sedición ni de desobediencia durante el desafío secesionista de 2017.

Junto al major se sentaron sus dos superiores políticos: César Puig, ex secretario general de Interior de la Generalitat; y Pere Soler, ex director general de la Policía catalana; así como Teresa Laplana, responsable del operativo de seguridad en la Consejería de Economía durante el registro del 20 de septiembre de 2017. Todos ellos, según avanzó la Cadena SER, han resultado absueltos.

Durante su declaración como acusado en el juicio, el major aseguró que durante el procés se sintió bastante “incómodo” con algunas de las decisiones que tomó el Govern y con ciertas resoluciones del Parlament. Hasta tal punto marcó distancias que las llegó a calificar de “barbaridad”, además de defender en todo momento la actuación de los Mossos en aquellas jornadas y negar la “pasividad” que se le achacaba. @mundiario