El arresto de Julian Assage o la ruptura definitiva entre Lenín Moreno y Rafael Correa

Rafael Correa, expresidente de Ecuador; Julian Assange, fundador de WikiLeaks; y Lenín Moreno, presidente de Ecuador. RR SS.
Rafael Correa, expresidente de Ecuador; Julian Assange, fundador de WikiLeaks; y Lenín Moreno, presidente de Ecuador. / RR SS.

Poco ha quedado de ese equipo que formaron Correa y Lenín, quienes se enfrentan constantemente en el tablero de la política tanto nacional como internacional. En su último encuentro, nos encontramos con el fin de la protección que Ecuador brindaba al fundador de WikiLeaks.

El arresto de Julian Assage o la ruptura definitiva entre Lenín Moreno y Rafael Correa

Julian Assange ha sido arrestado en Reino Unido tras pasar 7 años de su vida bajo la protección de la embajada de Ecuador en ese país. El fundador de WikiLeaks fue sacado del edificio diplomático ubicado en Londres por la policía y el mayor problema que enfrenta es la extradición a EE UU. Inicialmente, Assange era solicitado por la justicia sueca, que lo investigaba por denuncias de acoso sexual y violación, pero tras varios años, el caso fue archivado. Ante esto, la justicia británica presentó una orden de captura contra el activista por no haberse presentado ante los tribunales en 2012.

Ahora, es acusado de haber violado los términos de su libertad bajo fianza, algo que podría terminar dejándolo en la cárcel cerca de un año y con la posibilidad de ser extraditado a EE UU, donde es solicitado por presunta conspiración para cometer una intrusión informática.

El fundador de WikiLeaks es amado y odiado por muchos. Se hizo famoso luego de sr uno de los responsables de revelar miles de documentos secretos del Gobierno estadounidense en 2010.

Tras esos sucesos, el activista terminó bajo la protección de Ecuador, o mejor dicho, del entonces presidente Rafael Correa. Cuando este salió del poder, parecía que Assange no corría ningún riesgo, puesto que lo sucedió Lenín Moreno, que había sido el vicepresidente de Correa durante seis años y profesaba una política similar.

Pero con el paso de los años, la política de Moreno empezó a cambiar y distanciarse del resto de los Gobiernos de izquierda de América Latina, y claro está, del propio Correa. Ahora, ambos políticos han protagonizado un increíble cierre de sus relaciones y podemos decir que la expulsión de Assange puede ser vista como la ruptura final.

Tras la detención del activista, Correa no tardó en tachar al actual mandatario como el “traidor más grande de la historia ecuatoriana y latinoamericana”. Pero las polémica no acaba allí, porque el expresidente señala que el detonante de la decisión de Moreno fue principalmente la filtración de los INA Papers, unos documentos filtrados de forma anónima donde se acusa a Moreno y a varios miembros de su familia de haber cometido delitos económicos por medio de empresas fantasmas. @mundiario 

El arresto de Julian Assage o la ruptura definitiva entre Lenín Moreno y Rafael Correa
Comentarios