¿Arrecia la persecución en Nicaragua?

Marcha en Nicaragua. Twitter
Marcha en Nicaragua. / Twitter.
Exintegrantes de la Fundación Violeta Barrios de Chamorro han sido perseguidos e incomunicados por razones aún desconocidas.
¿Arrecia la persecución en Nicaragua?

Dos exintegrantes de la Fundación Violeta Barrios de Chamorro han sido detenidos y serán investigados en las próximas semanas, esto después de una investigación de la que han sido objeto, por un supuesto lavado de dinero que implica a Cristiana Chamorro, quien dirige la fundación, se haya iniciado tras la aprobación y promulgación de la Ley de Agentes Extranjeros.

A partir de la entrada en vigencia de la ley mencionada, las personas debían permanecer detenidas hasta 48 horas, mientras eran investigadas por supuesta comisión de un delito. Ahora pueden permanecer detenidas hasta 90 días. Sumado a lo anterior, es preciso indicar que este año se deben llevar a cabo elecciones presidenciales en Nicaragua y que, sumado a que desde la Fundación Violeta Barrios de Chamorro se han denunciado abusos policiales contra comunicadores sociales, en los últimos años, Cristiana Chamorro ha manifestado públicamente, en el transcurso de este año, que promueve una propuesta política que se distancia de los planteamientos del actor gubernamental, de ahí que se señala que mediante estas detenciones, se persiguen objetivos políticos.

Tras la detención de estos exintegrantes de la fundación, Cristiana Chamorro mencionó que se les ha violado el derecho a la defensa, siendo que no se les ha permitido, a estas personas, conversar con sus abogados ni con sus familiares, de modo que no tienen manera de constatar su estado de salud, han sido totalmente incomunicados, aislados y es muy factible que estén siendo objeto de torturas porque ya se ha presentado, de manera reiterada, con otras personas que han sido detenidas en ocasiones anteriores, a quienes incluso se les ha obligado a brindar declaraciones contra dirigentes políticos que adversan a Daniel Ortega, a cambio de obtener su libertad.

La irregularidad de estos procedimientos se inicia con el hecho de haber detenido a individuos de los que todavía se desconoce el motivo de su detención, con lo que se viola sus derechos humanos y la presunción de inocencia. Sumado a ello, estas personas que están detenidas pueden pasar hasta 90 días sin conocer de qué delito se les acusa, los hechos que llevan a que existan los señalamientos y las investigaciones que se han realizado en torno de ese particular.

Es de hacer notar que desde hace dos semanas se han iniciado investigaciones contra la Fundación Violeta Barrios de Chamorro, después de que se les hiciera saber que había “indicios” para acusarlos de lavado de dinero. @mundiario

¿Arrecia la persecución en Nicaragua?
Comentarios