Argentina ya no se atreve a negar la existencia del narcotráfico en el país

La presidenta Cristina Fernández de Kirchner.
La presidenta Cristina Fernández de Kirchner.

Un informe del departamento de Estado de EE UU señala el aumento del narcotráfico, algo que hace un mes atrás dividía las opiniones dentro del gobierno pero que ya se admite.

Argentina ya no se atreve a negar la existencia del narcotráfico en el país

Un reciente informe del departamento de Estado de EE UU señala el aumento del narcotráfico en el país, algo que hace un mes atrás dividía las opiniones dentro del gobierno pero que hoy se admite abiertamente.

La clase política argentina no se ha renovado. Hace décadas que se habla de pistas aéreas ilegales en las provincias del norte del país, lo que me llevó hace años a escribir una nota para un periódico (La Opinión de EE UU)  hablando de los más de 250 puntos fronterizos que tiene Argentina y su vulnerabilidad , y hace también mucho tiempo que la inmigración en Argentina proviene también de países señalados internacionalmente como grandes cocinas y exportadores de drogas, como Colombia por ejemplo.

Que recién ahora se hable de instalación del narcotráfico en el país, habla de la lenta reacción de la clase política para afrontar uno de los desafíos más grandes presentes en todas las agendas mundiales. Habla también de las convenientes 'pasadas de largo' sobre presuntos hechos delictivos cometidos durante ex administraciones, como la Carlos Menem por ejemplo, que gobernó con dos períodos consecutivos en década de los '90.

Cito este ex mandatario porque por estas horas se conocieron las declaraciones de la ex amante del narco-colombiano Escobar Gaviria desde Miami, Virginia Vallejo, que habla de la muerte del hijo Carlos Menem, como un atentado narco en el país, afirmando además que la viuda del El Patrón colombiano lavó US$ 800 millones en Argentina. Recordamos que Carlos Menem Jr. murió en un accidente junto a su acompañante en vuelo de Buenos Aires hacia Rosario, en marzo de 1995, antes de que su padre comenzara su segundo mandato como Presidente de Argentina.

La ex esposa de Menem, Zulema Yoma, jamás dudó de que la muerte de su hijo, presentada como un accidente por el discurso oficial, fuera un asesinato. En su lucha por esclarecerlo , fueron pasando los años , sin que ella diezmara su coherencia. Conocidas las declaraciones de la actriz y ex conductora estrella de los '80 colombiana , Zulema reiteró: "A mi hijo lo mataron, por supuesto, y hay tantas otras cosas que sucedieron en mi país en las cuales lamentablemente aún no se dice la verdad". También dijo: "Ya está a la vista, tantos muertos detrás de una causa, los años que llevo luchando... Inclusive el mismo Carlos Menem en el mes de enero me confirmó que fue un atentado, no hay mucho por hablar".

Cuando desde los medios se advierte, durante los últimos meses sobre todo, sobre el ' incremento del narcotráfico', son muchas las lecturas que se pueden hacer. En principio, no parecería ser un mal que haya crecido sólo durante la década kirchnerista. Las pruebas están a la vista.

Zulema Yoma no ha sido la única en señalar las sospechas de la muerte de su hijo y los intereses políticos. Elisa Carrió, ex diputada radical, luego de su propio partido ARI , y actualmente integrante del Frente UNEN formado con vistas a las próximas elecciones presidenciales, ha sido una voz clave en la lucha contra la corrupción, el lavado de dinero y el narcotráfico en el país, si bien esto le ha valido sistemáticamente el apelativo de 'loca', desde la década menemista, hasta la actualidad.

Pues ni la 'loca' Carrió, ni las constantes denuncias de Zulema Yoma, ni las actuales evidencias de la instalación del narcotráfico en Argentina parecen ser un ensueño. Un reciente informe del departamento de Estado de los Estados Unidos señala el preocupante aumento del narcotráfico en el país, algo que hace un mes atrás dividía las opiniones dentro del gobierno pero que hoy se admite abiertamente.

Injusto parecería ser, que se le adjudicara sólo a este gobierno, sin deslindar la responsabilidad actual del cuidado de las fronteras, sobre todo de la Triple frontera, zona señalada inernacionalmente como foco del narcotráfico y de eventuales presencias del terrorismo internacional. Esa frontera hermana a Argentina con Paraguay y Brasil y es foco de atención de Estados Unidos en la Región

Hace días nomás, el actual secretario de Seguridad, Sergio Berni respondió al informe del Departamento de EStado : "Si hay un país que tiene un problema grave y dramático de abuso de drogas es Estados Unidos". "Ese país es el que "tiene que hacer una revisión de su política antes de hablar de los problemas de Latinoamérica.No nos olvidemos que el 80 por ciento de la droga producida en Sudamérica se consume en Estados Unidos.'

Pero esto no niega la gravedad del problema, que sigue en pie. Crímenes por encargo, aislados y -aún-, en ninguna proporción con el número que se registra en Colombia o México, despiertan el interés de la sociedad argentina por un tema que su clase política venía ignorando desde hace más de 20 años. No son realidades similares, pero los especialistas advierten, basados en estadísticas de inseguridad ligadas a la violencia de las drogas, que estamos en el inicio de lo que podría ser a futuro , un escenario parecido al de los países que manejan los principales cárteles de la droga, antes citados.

Como aquí todo se exagera, y se ideologiza, la derecha tiende a señalar que "somos Colombia" y los más moderados, cuentan el cuento del inicio de un proceso que podría llevarnos hacia ese estado. Los principales referentes políticos -y en campaña electoral- lo advierten. Desde el alcalde de la Ciudad de Buenos Aires, Mauricio Macri, hasta el gobernador de la provincia más compleja en materia de inseguridad, la de Buenos Aires, Daniel Scioli, pasando por ministros del ejecutivo, oposición y el propio Presidente de la Corte Suprema de Justicia, Ricardo Lorenzeti, que al inicio del año en su discurso inaugural señaló que "el narcotráfico está afectando el estado de derecho en el país". Las ciudades de Rosario, Córdoba o Salta, incluso casi todo el norte del país, dan cuenta de ello, con las cifras que arrojan sobre presencia del narcotráfico y lavado de dinero. Sobre todo en la primera de ellas.

Lo importante es que se ha blanqueado la cuestión. Y que el probable vínculo que denuncia la ex amante de Escobar Gavíria sea un disparador más para desatar la íntima relación de la presencia del delito narco, con la clase política y-o dirigente argentina. Este sí sería un punto nodal para discutir. Y develar.

Argentina ya no se atreve a negar la existencia del narcotráfico en el país
Comentarios