Buscar

MUNDIARIO

¿Debe verse Argentina en el espejo de la desgracia de Nicolás Maduro?

Los resultados de las elecciones –primarias– argentinas prácticamente sepultan las esperanzas de Mauricio Macri para renovar su estadía al frente del país y pueden convertir Argentina en una nueva versión de Venezuela.
¿Debe verse Argentina en el espejo de la desgracia de Nicolás Maduro?
Nicolás Maduro y Cristina Fernández. / Twitter
Nicolás Maduro y Cristina Fernández. / Twitter

Firma

Redacción

Redacción

Análisis de la Redacción de MUNDIARIO. Síguenos en Twitter @mundiario

Mauricio Macri fue el gran perdedor de las elecciones primarias de la República Argentina, abriendo prácticamente las puertas de par en par, para el retorno del peronismo al poder de la mano de la llave de Alberto Fernández con Cristina Fernández de Kirchner.

Estos resultados casi lapidarios, prácticamente 15 puntos de diferencia, trae consigo varias consecuencias nefastas, para el país sudamericano que no termina de despegar definitivamente hacia la estabilidad política, económica y social.

El colapso de buena parte de los mercados mundiales es una de ellas, tal y como lo informa MUNDIARIO en uno de sus trabajos. También está la situación del dólar que después de anunciarse los resultados se debilitó un 4.3 por ciento  y además el riesgo país aumentó hasta 1.744 puntos según las cifras obtenidas por El País.

Las razones son obvias, nadie se fía de la llave Fernández porque no hay que irse muy lejos en el continente, para saber cuáles pueden ser los resultados de la elección populista; Nicolás Maduro al frente de la fallida revolución chavista en Venezuela, es el espejo a mirarse para hacer exactamente todo lo contrario. 

Las grandes empresas y capitales extranjeros no quieren huir de Venezuela, sino de los personajes que están al frente de la toma de decisiones, que se han encargado de quebrar a un país que en su momento estuvo en vías de desarrollo y que ahora tiene unas reservas internacionales por debajo de los 10mil millones de dólares, tal y como lo informa El Nacional.

Maduro es sinónimo de Cristina (o viceversa porque el orden de los factores no altera el producto) y por consiguiente, un gobierno con ella moviendo los hilos en Argentina, traerá como resultado una estampida de inversionistas sin importar cuan rica sea la nación, porque sencillamente no hay confianza en las máximas figuras políticas.

Otra desgracia que puede gestarse antes de finales de 2019, es lo que ocurrirá si los peores presagios toman forma con un gobierno de Alberto Fernández: ¿Qué pasará con con los venezolanos que se fueron a la Argentina huyendo de la barbarie chavista? @mundiario