Argelia congela las operaciones comerciales con España tras el giro del Gobierno sobre el Sáhara

El presidente del Gobierno de España, Pedro Sánchez, y el presidente de Argelia, Abdelmajid Tebboune, en Argel. / La Moncloa
El presidente de España, Pedro Sánchez y el presidente de Argelia, Abdelmajid Tebboune, en Argel. / Pool Moncloa

Argelia suspende el acuerdo de amistad con España en respuesta al "giro injustificable" del Ejecutivo de Pedro Sánchez, que ha ratificado en el Congreso su postura a favor de Marruecos. 

Argelia congela las operaciones comerciales con España tras el giro del Gobierno sobre el Sáhara

Pedro Sánchez se acerca a Marruecos y se aleja de Argelia. El presidente del Gobierno ha defendido este miércoles en el Congreso el cambio histórico en la postura española sobre el Sáhara Occidental, ratificando su apoyo a la propuesta de Marruecos sobre la antigua colonia española que, a su juicio, es la opción “más seria, creíble y realista”. Argel no ha tardado en responder. Horas después del discurso del socialista, el país africano ha roto el acuerdo de amistad, buena vecindad y cooperación suscrito con España el 8 de octubre de 2002 y ha ordenado suspender todas las operaciones comerciales con el país.

En un comunicado publicado por la agencia oficial APS, la Presidencia argelina ha denunciado que "las autoridades españolas han emprendido una campaña para justificar la posición que han adoptado sobre el Sáhara”, lo que supone “una violación de sus obligaciones legales, morales y políticas como poder administrador del territorio que pesan sobre el Reino de España", mediante “argumentos falaces”.

Argel destaca que considera "injustificable" el cambio de posición de España, que el 18 de marzo respaldó la autonomía del Sáhara propuesta por Rabat para resolver el conflicto, en una carta enviada el Palacio Real de Marruecos. Así, Sánchez dejaba el Sáhara en manos de Rabat, una controvertida posición que, además de abrir un nuevo frente en el Gobierno de coalición, tensó inmediatamente las relaciones con Argelia, el principal aliado del Frente Polisario, organización que reclama un referéndum de autodeterminación para la población saharaui. 

Relaciones Argelia-España

Argelia ha recordado este miércoles que el tratado de amistad, buena vecindad y cooperación, “hasta ahora regía el desarrollo de las relaciones entre los dos países”. El pacto firmado hace 20 años por los ejecutivos de Abdelaziz Buteflika y de José María Aznar ‘oficializó’ una cercanía entre ambos países, concretada en la cooperación humanitaria, económica y el suministro de energías, como el gas. El texto puso en papel el compromiso de las dos naciones para “impulsar y reforzar” la cooperación económica y financiera mediante “un impulso de las inversiones recíprocas”.

Con el paso de los años, Argel se convirtió en el principal 'grifo' de gas de España, suministrando casi la mitad del gas que consume el país. Los analistas coinciden, además, en que la colaboración Argelia-España en materia de emigración irregular es casi tan necesaria como la de Marruecos. 

“Esta actitud del Gobierno español viola la legalidad internacional que le impone su estatuto de potencia administradora”, sostiene el comunicado, que añade que el giro del Gobierno de Sánchez “contribuye directamente a la degradación de la situación en el Sáhara Occidental y en la región”.

Operaciones de comercio exterior congeladas

En consecuencia a la ruptura del acuerdo de amistad, la Asociación Profesional de Bancos y Establecimientos Financieros (ABEF) de Argelia ha ordenado este mismo miércoles la congelación de las domiciliaciones bancarias relacionadas con las operaciones de comercio exterior de productos y servicios desde y hacia España.

La ABEF ha comunicado dicha decisión del Ministerio de Finanzas a los bancos nacionales y ha pedido una aplicación “estricta” de la medida. “Tras la suspensión del tratado de amistad, buena vecindad y cooperación con el Reino de España, se solicita la congelación de la domiciliación bancaria de las operaciones de comercio exterior de productos y servicios, desde y hacia España a partir del jueves 6 de junio”, señala el comunicado firmado por Rachid Belaid, director del Asociación. “Instruyan amablemente a sus departamentos correspondientes a fin de que tomen todas las medidas necesarias para la estricta aplicación de esta medida”.

Una fuente conocedora de la situación, citada por El País, ha explicado que algunos productos españoles (animales, carne de vacuno, fertilizantes, plantas y frutos) llevan más de dos meses bloqueados en las fronteras a la espera de la autorización del ministerio de Agricultura argelino. “Todo es verbal”, sostiene dicha fuente. “Apenas hay órdenes escritas. Pero a algunos socios argelinos de empresarios españoles les han dicho que se vayan buscando otros proveedores porque de España no va a entrar nada. Y en dos meses solo dejaron pasar un cargamento de pollitos que apenas tenían un mes de vida. No sé si lo hicieron porque les daba pena de que se murieran”.

Argelia, socio "fiable"

Por su parte, el ministro español de Exteriores, José Manuel Albares, ha lamentado este miércoles la decisión de Argelia, pero ha reiterado que el país, un socio “fiable”, ha dado “garantías al máximo nivel” de que cumplirá los compromisos establecidos en el tratado suspendido. Albares ha insistido en que España desea mantener buenas relaciones con Argelia, “igual que con todos nuestros vecinos, basadas en el respeto mutuo y la cooperación mutuamente beneficiosa”. Y ha asegurado que el país no teme represalias en el suministro de gas.

En la práctica, la circular de la ABEF no establece ningún tipo de excepción respecto al bloqueo de las transacciones comerciales con España, por lo que no está claro cómo –si es el caso- la medida afectará al sector de la energía.

“Dudo que Argelia vaya a romper los contratos a largo plazo que tiene suscrito con empresas españolas de energía. Porque eso lanzaría un mensaje muy peligroso de país nada confiable. Pero lo que sí puede hacer es dificultar las importaciones a las empresas españolas”, ha valorado para El País el director de una empresa nacional que mantiene contratos firmados con Argelia. @mundiario

Argelia congela las operaciones comerciales con España tras el giro del Gobierno sobre el Sáhara
Comentarios