El cambio de postura de España sobre el Sáhara tensa la relación con Argelia

El presidente del Gobierno español, Pedro Sánchez, junto al ex primer ministro argelino, Abdelaziz Djerad. / 
Pool Moncloa / Fernando Calvo.
El presidente del Gobierno español, Pedro Sánchez, junto al ex primer ministro argelino, Abdelaziz Djerad. / Pool Moncloa / Fernando Calvo.

El país africano, principal proveedor de gas de España, asegura que no fue informado "a ningún nivel" sobre el giro del Gobierno de Pedro Sánchez a favor de Marruecos. 

El cambio de postura de España sobre el Sáhara tensa la relación con Argelia

España se acerca a Marruecos... pero se aleja de Argelia, el principal 'grifo' de gas del país. El cambio de dirección del Gobierno de Pedro Sánchez respecto al Sáhara Occidental ha desatado una crisis con Argel, que ha retirado a su embajador en Madrid, Said Moussi, ante lo que considera un “brusco giro” en la postura del país respecto al conflicto de la antigua colonia española. 

“Las autoridades argelinas, sorprendidas por este brusco giro de la posición de la antigua potencia administradora del Sahara Occidental, han decidido convocar a consultas a su embajador en Madrid con efecto inmediato”, ha informado el Ministerio de Asuntos Exteriores argelino en un comunicado. “Estamos muy sorprendidos por las declaraciones de las autoridades españolas relativas a la cuestión del Sahara Occidental”, añade el documento. 

retirada del embajador

La decisión fue adoptada un día después de que el Palacio Real de Marruecos difundiera una carta en la que el jefe del Ejecutivo español apoyaba la autonomía del Sáhara propuesta por Marruecos, al calificar la “iniciativa marroquí como la más seria, realista y creíble” para resolver el conflicto.

En la práctica, el líder socialista ha dejado el Sáhara en manos de Marruecos, una controvertida posición que, además de abrir un nuevo frente en el Gobierno de coalición; pone en riesgo las relaciones con Argelia, el principal aliado del Frente Polisario, organización que reclama un referéndum de autodeterminación para la población saharaui. 

segunda traición a Argelia

Fuentes diplomáticas del país, citadas por el sitio digital Tout sur l’Algérie (TSA), han indicado que Argelia considera el cambio de postura de España como una “segunda traición histórica” al Sáhara “después del funesto acuerdo de 1975″, en referencia al pacto tripartito por el que Madrid cedía su antigua colonia a Marruecos y Mauritania. “Finalmente Marruecos ha obtenido lo que quería de España”, ha asegurado una fuente argelina próxima a la cuestión del Sáhara Occidental.

Por su parte, fuentes del Ejecutivo español han afirmado que el país africano estaba informado de la decisión tomada por Pedro Sánchez. “El Gobierno español informó previamente al argelino sobre la posición en relación al Sáhara. Para España, Argelia es un socio estratégico, prioritario y fiable con el que pretendemos mantener una relación privilegiada”, detallan las mismas fuentes, citadas por EL PAÍS.  

Acercamiento a Marruecos

Argelia, entre tanto, ha reiterado este domingo que no fue informada "a ningún nivel" sobre el giro español a favor de Marruecos, que pretende cerrar la crisis diplomática con Rabat y ya ha dado sus primeros frutos: la embajadora marroquí en España, Karima Benyaich, ha regresado a Madrid diez meses después de su retirada del país a mediados del mes de mayo de 2021. Marruecos llamó a consultas a la diplomática en señal de protesta contra España por la acogida del líder del Frente Polisario, Brahim Gali; una crisis que se vio agravada por la entrada de miles de migrantes en Ceuta procedentes de Marruecos.

Ahora, Rabat ha subrayado que “aprecia altamente las posiciones positivas y los compromisos constructivos de España”, que permiten prever una asociación bilateral perdurable. La Presidencia del Gobierno informó el viernes de que Sánchez tiene previsto viajar próximamente a Marruecos, aunque todavía no hay fecha.

tormenta política en España

La crisis llega en el peor momento. Argelia suministra a España casi la mitad del gas que consume el país, arrinconado en estos momentos en el plano energético por la invasión de Vladímir Putin sobre Ucrania. Argel rompió relaciones diplomáticas con Rabat el pasado agosto, y en noviembre procedió al cierre del Gasoducto Magreb-Europa (GME), que bombeaba gas hasta la península Ibérica a través de Marruecos. Asimismo, los analistas coinciden en que la colaboración Argelia-España en materia de emigración irregular es casi tan necesaria como la de Marruecos. 
 
El giro de Pedro Sánchez amenaza, además, la estabilidad del Gobierno: la Moncloa ha cambiado de postura y criterio sin el apoyo de Unidas Podemos, que se aferra a la posición histórica de España en las últimas décadas sobre el Sáhara Occidental. “Reafirmo mi compromiso con la defensa del pueblo saharaui y con las resoluciones del Consejo de Seguridad de las Naciones Unidas. Toda solución al conflicto debe pasar por el diálogo y el respeto a la voluntad democrática del pueblo saharaui. Seguiré trabajando en eso”, advertía Yolanda Díaz. @mundiario 

El cambio de postura de España sobre el Sáhara tensa la relación con Argelia
Comentarios