Los árabes no podrán extender sus derechos de ciudadanía en Israel

El Parlamento de Israel. / knesset.gov.il
El Parlamento de Israel. / knesset.gov.il
El parlamento israelí rechaza que ciudadanos árabes puedan extender sus derechos de ciudadanía a sus cónyuges.
Los árabes no podrán extender sus derechos de ciudadanía en Israel

Este martes se ha ratificado, en el seno del Parlamento israelí, que a los ciudadanos de origen árabe no les sea permitido extender sus derechos de ciudadanía o residencia a sus cónyuges, algo que aplica específicamente para árabes procedentes de Cisjordania y Gaza. La votación quedó 59 a 59 votos, algo que se consiguió después de haber llevado a cabo toda una sesión de la Knessett. De este modo la propuesta defendida por Naftali Bennett, primer ministro de Israel, quedó sin efecto y los grupos que respaldan al primer ministro, que son más moderados, no obtuvieron el resultado que esperaban.

Un revés para los moderados

Bennett tenía la esperanza de que los más radicales de su partido y los moderados, pudieran llegar a un acuerdo en este particular, algo que no fue posible y de acuerdo con lo que está estipulado, esta ley deberá entrar en vigencia de inmediato. La Ley de Ciudadanía y Entrada en Israel fue inicialmente, una medida temporal que empezó a aplicarse en el año 2003, cuando los palestinos atacaron a Israel y hubo el temor de que los palestinos que hacían vida en Cisjordania o en la franja de Gaza, pudiesen ser reclutados por grupos armados.

Al menos el 20% de la población que vive en Israel, es de origen árabe. Hasta la actualidad no han gozado de derechos para que sus cónyuges, tengan alguna posibilidad de ingresar en Israel de manera legal, procedentes de Gaza o Cisjordania, esto de acuerdo con la ley que está vigente. Si bien se ha señalado que se persigue, mediante dicha ley, que no aumente la población de origen árabe en Israel, esta ley se ha renovado año tras año en el parlamento israelí.

Es una ley anti-sionista

Los partidos políticos más conservadores, dentro de los cuales está Likud, que es el partido al que pertenece Benjamin Netanyahu, quien fue primer ministro de Israel hasta el mes pasado, han rechazado decididamente cambiar la ley y con ello, le han propinado un revés a Bennett. Netanyahu ha expresado el pasado lunes, en el desarrollo de la sesión, que “con el debido respeto a esta ley, la importancia de derrocar al gobierno es mayor”, a lo que agregó que “esto no es solo una ley, es una ley que expone la línea divisoria en este gobierno, cuyo propósito es promover una agenda anti-sionista”.

De acuerdo con lo que está contemplado en la ley los hombres que sean mayores de 35 años de edad, que estén casados, al igual que las mujeres mayores de 25 años de edad que estén casadas, así como casos humanitarios, pueden pedir que les sea concedido un permiso que se asemeja al permiso de turista, documento que debe renovarse continuamente y no pueden pedir licencia para conducir, ni seguro médico y en la mayoría de los casos, tampoco puede trabajar. En el caso de las personas que proceden de Gaza, desde que el grupo Hamás se hizo de dicho sector, en el año 2007, tampoco pueden ofrecer posibilidades de residencia a su cónyuge en Israel.

Los ciudadanos judíos que viven en Cisjordania sí tienen plenos derechos, pese a que sean muchos los árabes que viven en Israel y mantienen vínculos familiares con personas que viven en Cisjordania o en la frontera de Gaza y son palestinos. @mundiario

Los árabes no podrán extender sus derechos de ciudadanía en Israel
Comentarios