Una apuesta por la democracia directa, la que inventaron en Atenas siglos atrás

Pedro Sánchez. / El País TV
Congreso de los Diputados. / El País TV

Estamos en época de cuestionarlo todo y incluida la Constitución y la forma del Estado, y ya puestos a reformar ¿por qué no acercarnos a una democracia directa?

Una apuesta por la democracia directa, la que inventaron en Atenas siglos atrás

Estamos en época de cuestionarlo todo y incluida la Constitución y la forma del Estado, y ya puestos a reformar ¿por qué no acercarnos a una democracia directa?

Ahora que estamos en época de cuestionarlo todo no podía faltar la Constitución, y no me refiero a que existan mayorías para establecer un proceso constituyente o hacer la revolución, pero si que los medios, los políticos a la izquierda del PP, y pequeñas movilizaciones lo han puesto de moda. En la búsqueda de modelos se ha oido hablar de paises emergentes como Ecuador o Uruguay desde la izquierda, de la socialdemocracia de los paises nórdicos, o de los estados federales como Alemania o Estados Unidos, desde el centro izquierda, pero a nadie he oido mencionar la Confederacón Helvética, conocida como Suiza.

Suiza es un estado confederal como gusta a Durán i LLeida (UDC), y probablemente al PNV que ya hizo un intento con el plan Ibarretxe, y que tampoco está lejos del modelo federal del PSOE ¿porqué nadie la menciona como modelo? Probablemente por ser considerada un Estado que se basa en la banca y sus particulares condiciones, algo que no se corresponde con la realidad. Claro que tiene una banca muy fuerte pero no más que la nuestra representada por el Banco Santander o el BBVA, que figuran entre los más grandes del mundo. La banca Suiza tiene una aportación muy minoritária a su PIB al igual que su agricultura y ganadería. Su fuerte es la industria alimentaria (Nestlé, Syngenta, etc), la industria farmacéutica, la relojera, y la de grandes equipos ¿a quien no le suena Rolex, ABB, Novartis, Swatch, o Syngenta?, todas grandes multinacionales. Bien, pues a pesar de todo su fuerte es el turismo, al igual que España, y el CREN, el mayor centro de investigación del mundo, en lo que menos nos parecemos desafortunadamente.

El hecho diferencial con otros paises, consiste en que es el que está más cerca de la democracia directa y a mucha distancia de cualquier otro excepto la Grecia clásica ateniense Tiene 8 millones de habitantes, muy similar a Cataluña o Andalucía, pero el modelo político que aplican produce gran envídia, un sueño que trataré de resumir.

En Suiza hay 26 cantones independientes y no les causa problema alguno, de la misma manera que tampoco se lo produce el hecho de tener 3 idiomas oficiales, Alemán, Francés e Italiano, y que luego a la gente se le de por hablar dialectos. todo está en los tres idiomas y no pasa nada, todo es normal, pero lo que causa verdadera envídia es la democracia directa. Tienen una Asamblea Federal que elige los 7 miembros de la Asamblea Federal ¡siete! y en sus dos Cámaras están representados actualmente 14 partidos sin que la ausencia de mayorías o la presencia de varios partidos en el poder, sea un inconveniente. El poder judicial es absolutamente independiente de verdad. Dejan cuatro fechas al año para realizar referendos porque la iniciativa popular puede impuganar cualquier ley y también pueden ¡enmendar la Constitución!

Existe también un Consejo Nacional, representante del pueblo, con 200 miembros, que elige el presidente y los vicepresidentes primero y segundo ¡con mandatos de un año!. Todos los parlamentarios (senadores, diputados, diputados cantonales y comunales) tienen una profesión porque la dedicación política es un honor que se hace ¡gratis!

La iniciativa popular requiere 100.000 firmas (el equivalente español serían 500.000) recogidas en 18 meses y se aprueba con una mayoría doble, la de los votos y la del número de Cantones.¡ Pueden vetar leyes! y los cantones pequeños (2) funcionan por asambleas.

Es muy dificil asimilar y comprender lo que es la democracia directa porqye está a años luz de lo que acostumbramos a ver. Para hacernos una idea, cuando llega la crisis se le pregunta a los ciudadanos si prefieren recoortar las prestaciones sociales o pagar más impuestos y una abrumadora mayoría eligió pagar mas y eludir recortes. el gobierno no puede decidir de donde recorta, que hacer con las pensiones, o con cualquier tema social porque en una democrácia directa la última palabra siempre la tiene el pueblo.

Pues pese a toda esa autonomía, a los idiomas, a la capacidad legislativa de los Cantones, todos los suizos se sienten suizos, están orgullosos de su confederación y hasta realizan el servício militar. Analizando esto se llega a la conclusión de que la solución a los problemas que tenemos planteados en España, ha que buscarla en que la soberanía popular sea plena y que que el poder judicial sea independiente. Es mas barato porque el pueblo no cobra, las campañas son más baratas porque solo se trata de informar y no de engañar, y ya no son necesarios movimientos que vayan a ser derrotados en las consultas.

La democrácia directa sería volver al origen... a la democracia.

Una apuesta por la democracia directa, la que inventaron en Atenas siglos atrás
Comentarios