En apenas dos días, Irene Montero ha cambiado ya la retórica de Podemos

Irene Montero (primer plano). / Twitter
Irene Montero (primer plano). / Twitter

La nueva portavoz del partido ha iniciado sus comparecencias de prensa con sendos ataques contra el PSOE y Ciudadanos, a los que acusó de ser maniquíes del PP.

En apenas dos días, Irene Montero ha cambiado ya la retórica de Podemos

Los cambios sufridos por Podemos tras su Asamblea Estatal ya no son sólo de forma, sino de retórica. El partido eligió seguir el camino que les indicaba la tesis de Pablo Iglesias y su equipo y, a poco más de una semana de haber elegido ese proyecto, los cambios enmpiezan a ser notables. El nuevo orden interno relevó a Íñigo Errejón de la portavocía del Congreso para cederlo a Irene Montero, quien tomó tal posición ayer mismo. Y con Montero, llegaron también los cambios.

Apenas en su primera rueda de prensa, Montero dejó claro que ahora el partido se rige bajo otras condiciones. Inició criticando abiertamente la bondad con la que el PSOE y Ciudadanos han tratado al Partido Popular, al que tildó como el "más corrupto de la democracia". También mencionó la importancia de movilizar a la sociedad civil a fin de recuperar "derechos que están siendo vulnerados"; y apostó también por el famoso "bloque histórico de cambio", un espacio político formado en torno al partido morado, apoyado por Izquierda Unida.

Montero arrancó su comparecencia asegurando que Podemos se posicionará siempre en favor de todas las leyes y medidas que combatan la corrupción. "Estaremos a favor de las medidas que combatan la corrupción pero hace falta algo más que hechos y algo menos de proposiciones para que el PP deje de gobernar. Ciudadanos, junto al PSOE, sostienen el Gobierno más corrupto de la democracia", dijo en relación a la ley sobre la lucha contra la corrupción que ha propuesto C's y que fue traída a debate en el Congreso ayer martes.

Al mismo tiempo, congratuló a Pedro Sánchez por su emprendimiento de recuperar la secretaría general del PSOE. Sin embargo, no todo es precisamente cariño entre ambos. "Me preocupa que el PSOE deje de ser el ministerio de maquillaje social del PP", aclaró. Según asegura eldiario.es, ese concepto -ministerio de maquillaje-, nació del seno del sector pablista de Podemos.

En esa línea, Montero recordó el juicio que eldiario.es ganó al exministro José Manuel Soria. "Soria fue protegido por el ministerio de maquillaje social, que es el PSOE, y el de maquillaje de la corrupción, que es Ciudadanos", explicó.

Pablo Iglesias y sus allegados han arremetido contra el PSOE desde que éste optara por abstenerse para facilitar una nueva investidura de Mariano Rajoy. Las críticas también llegaron desde el campamento errejonista, sí, pero más contenidas. Y no era precisamente porque Errejón y Sánchez tuviera algo bajo agua, ni mucho menos con Ferraz, sino que el ahora exvocero de Podemos planeaba ganar para su causa a todas aquellas almas descarriadas que abandonaron el partido socialista tras la crisis del año pasado.

En apenas dos días, Irene Montero ha cambiado ya la retórica de Podemos
Comentarios