Aniversario de la Constitución

Constitución de España.
Constitución de España.
La Constitución española cumple 43 años en un momento crucial, en el que todo apunta a que estamos dando pasos para comenzar a salir de la crisis sanitaria, social y económica que desencadenó la covid.
Aniversario de la Constitución

La Constitución española celebra su 43 aniversario en un año significativo para Galicia en el ámbito democrático, ya que se da la feliz coincidencia de que se cumplen 40 años de nuestro Estatuto de Autonomía. Solo distan tres años entre estos dos hitos trascendentales para la libertad, la convivencia y la estabilidad en España, en general, y en Galicia, en particular. Una proximidad en el tiempo que viene a reflejar que la Constitución y el Estatuto de Autonomía son expresiones diferentes de una misma soberanía democrática, con la que hemos vivido la etapa más próspera y de progreso de nuestra historia reciente. Con la Carta Magna del 78, España y Galicia se fundan y se funden como democracias para convertirse en realidades complementarias.

Sin el paraguas y cobijo normativo de la Constitución de 1978 no es pensable el éxito del Estado de las Autonomías, un modelo que se evidenció útil y eficaz en la gestión de este año y medio de pandemia de la covid. De ahí que en este año de doble efeméride, defendamos desde Galicia nuestra autonomía política, pero siempre desde una lealtad institucional y constitucional, porque no cabe duda de que las gallegas y gallegos estamos tan orgullosos de nuestra identidad como de estar integrados en un proyecto común; que es España.

Precisamente, siendo leales a la Constitución y sin dejar de hacer uso de todas las responsabilidades, deberes y derechos que nos marca el Estatuto, Galicia lleva 40 años haciendo frente a las situaciones trascendentales con la toma de decisiones claves, en las que huyó de los populismos y frivolidades que se están convirtiendo en la verdadera amenaza de las democracias. Dando así prueba notable de solidez y madurez.

Esta responsabilidad con el Estatuto y corresponsabilidad con la Constitución se evidenció de una manera diáfana con la pandemia, en la que las comunidades autónomas gestionamos casi en solitario a situación más crítica, desde el punto de vista sanitario, de los últimos cien años en España. Las comunidades no esquivamos los problemas para combatirla, aunque eso nos había supuesto peregrinar por los tribunales para aplicar medidas, que se evidenciaron eficaces y que también evidenciaron lamentablemente la falta de gobernanza real del Ejecutivo central.

El presidente de la Xunta en el 43º aniversario de la Constitución. / Mundiario

El presidente de la Xunta de Galicia en Madrid en el acto conmemorativo del Día de la Constitución, en su 43º aniversario. / Mundiario

La Constitución española cumple 43 años en un momento crucial, en el que todo apunta a que estamos dando pasos para comenzar a salir de la crisis sanitaria, social y económica que desencadenó la covid. Por eso, en este momento –tan delicado e importante a la vez– es necesario volver a insistir en el sí inequívoco y sin condiciones de Galicia y de los gallegos a la Constitución; garantizador de estabilidad, unión y consenso. Tres valores que se han demostrado imprescindibles a lo largo de la historia para superar momentos de dificultad.

La comunidad gallega se inspira en la Constitución y no desierta del autonomismo constitucional para buscar vías ilusorias que se alimenten del antagonismo de todos contra todos, porque España ha sido testigo de como la ruptura social solo siembra el caos y brota desgracias. Este es, por tanto, el peor pecado que puede cometer un Gobierno, y mucho más en la situación actual en la que nos encontramos; en la que debemos asumir que el Covid llegó para quedarse más tiempo del que cabría esperar.

Por eso, recogiendo la lección que nos dieron los padres de la Constitución del 78 y del Estatuto de Galicia del 81 –la de tender puentes, aplicar el diálogo y aparcar diferencias para ejercer una política útil– acabamos de celebrar en Compostela el 'Foro Santiago. Camino de consenso'. Ocho presidentes de comunidades de diferente signo político –Asturias, Cantabria, La Rioja, Aragón, Castilla La Mancha, Extremadura, Castilla y León y Galicia– llegamos a un acuerdo no contra nadie, sino para aportar soluciones a los problemas comunes que tiene España ahora mismo, como son: la necesidad de consensuar una financiación autonómica, priorizar la demografía y garantizar que los fondos europeos Next Generation lleguen a la economía real.

Las ocho comunidades tuvimos como ejemplo para el Foro Santiago el espíritu con el que fue elaborada la Constitución, y también el Estatuto de Autonomía Galicia, de establecer entre todas un punto de encuentro para acordar y construir algo bueno para las comunidades, para el conjunto de España y para la política, porque se trata de sumar y no de enfrentar, de defender juntos aquello que nos une y de enfocar conjuntamente los retos similares en todas las tierras que componen España.

Y, sin duda, la covid-19 y sus consecuencias están siendo el mayor desafío al que nos enfrentamos todas las comunidades poniendo la prueba cualquier gobernanza. La pandemia supuso un test de estrés de los servicios sanitarios, de los sistemas de atención social y de la capacidad de apoyo a los sectores más afectados por las restricciones; tensó las costuras de todas las economías, y dejó en evidencia nuestras fragilidades, pero también nuestras fortalezas: entre las que continúan estando la Constitución Española y el Estatuto de Galicia.

En esta pandemia, al igual que durante sus 43 años de existencia, la Constitución ha mostrado su utilidad y flexibilidad para hacer frente a cambios profundos y momentos complicados. Y la irrupción de la covid está siendo uno de ellos. Nos encontramos, por tanto, en un momento en el que es una obligación estar y comprometerse con la Constitución; por la igualdad y fraternidad que defiende para todos los pueblos que conformamos España.

La pandemia y sus consecuencias nos exigen más que nunca que todos los gobiernos autonómicos estemos en el mismo lado: en el lado de la concordia, del diálogo y de la unión que nos concede y garantiza la Constitución del 78, la obra política y jurídica más importante en la historia de España; Carta Magna de estabilidad y de cohesión que, una vez más y en su 43 aniversario, está llamada a ser crucial en la superación de esta crisis. @mundiario

Aniversario de la Constitución
Comentarios