Buscar

MUNDIARIO

Ambiente de ruptura tras la reunión entre PSOE y Unidas Podemos

Mientras los socialistas lanzan el mensaje de que no hay una vía para alcanzar un acuerdo, desde el ala podemita se quejan del inmovilismo del PSOE en las negociaciones. Conclusión: ambiente de ruptura tras casi cuatro horas, aparentemente infructíferas, de reunión.
Ambiente de ruptura tras la reunión entre PSOE y Unidas Podemos
Adriana Lastra, una de las negociadoras del PSOE. / Twitter @PSOE
Adriana Lastra, una de las negociadoras del PSOE. / Twitter @PSOE

Firma

Redacción

Redacción

Análisis de la Redacción de MUNDIARIO. Síguenos en Twitter @mundiario

Los negociadores del PSOE y de Unidas Podemos se reunieron en la mañana del martes durante casi cuatro horas sin lograr el más mínimo avance para investir a Pedro Sánchez como presidente del Gobierno y evitar la repetición de las elecciones generales. Por tanto, si no hay un movimiento sorpresa en los próximos días, el 23 se convocarán automáticamente las elecciones para el 10 de noviembre.

Los portavoces de ambos partido políticos han tratado de culpar al otro de la repetición de elecciones, un escenario que toma más cuerpo cada día. "Nos parece un error y una irresponsabilidad la decisión de levantarse de la mesa. Esto aboca al país a elecciones. Nos hace sospechar que esta era su intención desde el principio de las negociaciones. Esperamos que rectifiquen y expliquen por qué lo que era posible en julio ya no lo es", aseguró Echenique. "Unidas Podemos tiene que reflexionar sobre lo que no se merece este país, que son nuevas elecciones. Y si va a permitir que haya un Gobierno progresista o va a impedirlo otra vez. Nos sentaremos las veces que sean necesarias", señaló Lastra.

Se estima que el rey Felipe VI convocará una nueva ronda de consultas con los líderes políticos la semana que viene. Si en ella constata que ningún candidato tiene los votos suficientes para intentar la investidura, no propondrá a nadie y la repetición electoral será ya inevitable. Si por el contrario, hubiese sesión de investidura, el procedimiento requiere cuatro días: la primera sesión de debate, una segunda jornada de votación en la que el candidato a presidente debe obtener el respaldo de la mayoría absoluta de la Cámara; si no lo consigue, se abre un plazo de 48 horas para que los diputados vuelvan a votar. En esta segunda ocasión, solo es necesaria una mayoría de síes.

Reacciones de Cs y PNV

Con el PSOE y Podemos al borde de la ruptura en la negociación de la investidura, Albert Rivera activa a Cs para las elecciones, ya que solo quedan dos semanas para evitar otros comicios.

Por su parte, el PNV empieza a dudar de que Pedro Sánchez quiera de verdad un acuerdo. Dirigentes nacionalistas vascos creen que ni Unidas Podemos ni el presidente en funciones "están a la altura" de las necesidades de España. @mundiario