Buscar

MUNDIARIO

Alta tensión política en España, una democracia donde los debates no están regulados

El PSOE acepta un debate en TVE y la oposición quiere otro más en la televisión privada. PP y Cs rechazan ir al debate de la pública si es el martes 23 y Podemos reclama a TVE una rectificación. Todo se debe a que TVE ofrece hacer el debate el día que pedía Sánchez y que anunció primero Atresmedia.

Alta tensión política en España, una democracia donde los debates no están regulados
Pedro Sánchez, Pablo Casado, Pablo Iglesias y Albert Rivera. / Mundiario
Pedro Sánchez, Pablo Casado, Pablo Iglesias y Albert Rivera. / Mundiario

Firma

Mario Gontade

Mario Gontade

El autor, MARIO GONTADE, es analista de la actualidad. @mundiario

Avanza la campaña electoral con vistas al 28-A y la tensión política es alta en España, una democracia donde los debates no están regulados. Resulta que el socialista Pedro Sánchez acepta un debate en TVE y la oposición quiere otro más en la televisión privada.

PP y Ciudadanos rechazan ir al debate de la pública si es el martes 23 y Podemos reclama a TVE una rectificación, al entender que  "RTVE no puede ser el instrumento partidista de ningún Gobierno". Todo se debe a que TVE ofrece hacer el debate el día que pedía Pedro Sánchez y que anunció primero Atresmedia.

Profesionales de TVE se han rebelado contra su presidenta, Rosa María Mateo. Los trabajadores consideran que se debe apostar por la imparcialidad y no ajustar la programación a la propuesta de un único partido político, en este caso el PSOE.

El gran debate electoral está, pues, en el aire, ya que el PP y Ciudadanos no acudirán al debate de TVE si es el martes 23 de abril como ha anunciado la televisión pública.

El PP afirma que ese día ya se había comprometido a acudir al debate organizado por Atresmedia, ya que la cadena pública les había emplazado inicialmente al lunes 22 de abril.

Ciudadanos insiste en que quieren que el debate de TVE sea el 22 y que el de Atresmedia se realice el 23.

Podemos también se ha mostrado crítico con la decisión de TVE y reclama a su presidenta, Rosa María Mateo, una rectificación.

En resumidas cuentas, Pablo Casado, Pablo Iglesias y Albert Rivera presionan a Pedro Sánchez para celebrar dos debates consecutivos en TVE y Atresmedia. “Tenemos que regular los debates en la próxima legislatura. Es necesario e imprescindible y nos tenemos que poner de acuerdo”, plantea Sánchez de cara al futuro.

La postura del PSOE

En un comunicado, el Comité Electoral del PSOE asegura: "Únicamente podemos reiterar nuestra decisión de participar en el debate organizado por parte de RTVE". Los socialistas dicen que Sánchez aceptó "el debate a cinco que se organizó por Atresmedia" y que "tras la prohibición de la Junta Electoral Central", aceptaron "con la misma normalidad democrática el debate a cuatro que nos planteó RTVE".

El PSOE dice que "dos grupos de comunicación han expresado legítimamente su voluntad de organizar un debate a cuatro el próximo 23 de abril: uno público y otro privado". Pero su comunicado no señala que, en principio, RTVE había ofrecido el día 22.

"Los debates los organizan los medios de comunicación, no los partidos políticos, por lo que desde el PSOE únicamente podemos reiterar nuestra decisión de participar en el debate organizado por parte de RTVE", señala el comunicado. Reitera, "una vez más", la disponibilidad de Pedro Sánchez "para debatir el martes 23 de abril con el resto de candidatos en la cadena pública, fecha en la que todos tienen disponibilidad". @mundiario