¿Alguien se acuerda de Luis Roldán?

Luis Roldán, en un acto de la Guardia Civil
Luis Roldán, en un acto de la Guardia Civil.

Cifuentes, Joana Ortega, Merlo, Pablo Casado, Franco, Pachi López, Valenciano y tantos otros, nos lo han hecho olvidar.  

¿Alguien se acuerda de Luis Roldán?

El exdirector de la Guardia Civil Luis Roldán, fue un aprendiz al lado de los políticos de hoy que practican el barnizado de una sola capa en sus vidas de cartón piedra: muy aparentes por delante y mentira por detrás.

Unos mienten y modifican sus exiguas trayectorias profesionales previas al momento de tirarse a la piscina de la política, bien para crear oportunidades, pavonearse o mejorar su deteriorada autoestima.

Más grave es que otros colaboren en ello, como posible contrapartida a futuras o previas recompensas, falsificando documentos burdamente. Aún hay un plus, cuando la chapuza se ejecuta en el seno de una institución pública.

Los hay que ocultan su nadería intelectual con un comportamiento prepotente o utilizan el cargo para defender lo indefendible, recurriendo a frases hechas como “te vas a enterar de quien soy yo” o “estás atacando la soberanía popular”.

Entre estos últimos se encuentran los que adoptan un estilo chulesco cuando se les hace una observación sobre su lenguaje o comportamiento. Recordemos la respuesta, propia de un rufián –“yo soy un pringao, soy de barrio”-, que recibió una interpelada en el Congreso de los Diputados, cuando ésta le hizo ver que hay números ordinales y  fraccionarios. Por cierto, el  rufián despreció a los jóvenes “de barrio” que han subido peldaños en la sociedad y en la cultura, gracias a su propio esfuerzo.

En este estilo altanero incluyo la opinión de un “líder” político sobre el ínclito máster: “Vale, Cifuentes no tiene el máster, ¿cuál es el problema?”; expresión que define la moral del defensor.

Añadamos a estos comportamientos el de quienes han incurrido –ellos o sus conmilitones- en similares falsedades a las que critican, con las que ¿pretendían? encubrir  su medianía intelectual.

Entre tanto, muchos medios de comunicación -¿ustedes ven “la sexta”?- se olvidan de la presencia en el banquillo  de dos expresidentes de Andalucía en el juicio oral de “los ERES”, que supuso el reparto de más de 800 millones de euros, con la misma prodigalidad que se concedían las célebres y polémicas peonadas y de otros hechos "menores".

Antes toros y fútbol, ahora se esconde la verdad poniendo encima de la mesa temas con “tirón” popular, que indignan, y distraen a Juan español. @mundiario​​

¿Alguien se acuerda de Luis Roldán?
Comentarios