El vicepresidente de la Xunta abandera las fusiones de municipios pero elude forzarlas

Alfonso Rueda.
Alfonso Rueda.

Al Gobierno no le tembló la mano para hacer recortes en servicios básicos, como sanidad y educación, pero no se atrevió con los ayuntamientos, que siguen haciendo su vida.

El vicepresidente de la Xunta abandera las fusiones de municipios pero elude forzarlas

Al Gobierno no le tembló la mano para hacer recortes en servicios básicos, como sanidad y educación, pero no se atrevió con los ayuntamientos, que siguen haciendo su vida.

"El número de ayuntamientos que tenemos es mucho más elevado del que podemos permitirnos". No lo ha dicho la Oposición, sino el Gobierno de Galicia. Y nada menos que por boca de su vicepresidente, Alfonso Rueda. Pero, a menos de un año para las elecciones municipales, Rueda no ha concretado ninguna medida al respecto: confía en que la colaboración y la "cultura de participar y no vivir de espaldas" unos municipios a otros "se acabe imponiendo".

Rueda habló así en Oza-Cesuras, el ayuntamiento resultado de la unión de otros dos a raíz del impulso que la Xunta quiere dar a la fórmula de la fusión, y acompañado por el presidente de la Diputación de A Coruña, Diego Calvo. Éste ya había lanzado mensajes similares al de Rueda al comienzo de su mandato, pero sin éxito, por lo que se ve. Y eso que Calvo había advertido de que si no se hacían las fusiones de manera voluntaria ciertos concellos iban a correr el riesgo de que les impusieran concentrarse.

La experiencia de Oza-Cesuras es puesta como ejemplo. Según Rueda, su enlace "se va consolidando", por lo que se mostró convencido de que el "tiempo demostrará que éste es el camino".

El vicepresidente de la Xunta no obvió "las dificultades y los recelos" que pueda haber, pero incidió en que "si las cosas se hacen bien", será la mejor muestra para que se siga este camino, que es voluntario.

"Estoy seguro de que en unos años el panorama va a cambiar, ya que, como no se unan, en algunos casos muchos ayuntamientos no van a poder ofrecer los servicios actuales", dijo Rueda, quien puso la petición de subvenciones de forma conjunta entre ayuntamientos como un síntoma de una necesaria unión. "Las subvenciones se están pidiendo codo a codo y al final esta cultura de compartir crece", añadió. De hecho, parece que "hubo conversaciones con alcaldes para nuevas fusiones y con documentos encima de la mesa", pero no dio más detalles. "Como todo en la vida, es empezar y ver cómo funciona en los que tomaron la valiente decisión, y poco a poco que cunda el ejemplo de algo inédito en España", apostilló.

La pregunta es si queda tiempo para ello. En definitiva, al Gobierno no le tembló la mano para hacer recortes en servicios básicos, como sanidad y educación, pero no se atrevió con los ayuntamientos, que siguen haciendo su vida.

El vicepresidente de la Xunta abandera las fusiones de municipios pero elude forzarlas
Comentarios