Con Albiol en Cataluña, el PP gana en notoriedad pero pierde en centralidad

Xavier García Albiol. / La Sexta
Xavier García Albiol. / La Sexta

Mariano Rajoy se encomienda al exalcalde de Badalona, a quien sus rivales tildan de xenófobo por sus campañas electorales, como la titulada Limpiando Badalona.

Con Albiol en Cataluña, el PP gana en notoriedad pero pierde en centralidad

Mariano Rajoy se encomienda al exalcalde de Badalona, a quien sus rivales tildan de xenófobo por sus campañas electorales, como la titulada Limpiando Badalona.

Con Xavier García Albiol de candidato en Cataluña, el PP gana en notoriedad pero pierde en centralidad. Mariano Rajoy se encomienda, pues, al exalcalde de Badalona, a quien sus rivales tildan de xenófobo por sus campañas electorales, como la titulada Limpiando Badalona.

La vicesecretaria de estudios y programas de los conservadores, Andrea Levy, será la número dos por Barcelona, y el portavoz Enric Millo también tendrá un puesto de relevancia y ha sido ratificado como portavoz.

A dos meses para las elecciones catalanas, las incógnitas de los cabezas de lista están totalmente despejadas. Alícia Sánchez-Camacho puso fin a las dudas y desveló que el exalcalde de Badalona Xavier García Albiol será el candidato del PP. El partido se ha debatido entre la conveniencia de mantener el mensaje de firmeza en su política -económica y antinacionalista- con el rostro de su líder o abordar la renovación, con un discurso similar, en un contexto de cambio radical en Cataluña, donde no repetirá ningún cabeza de lista.

Xavier García Albiol fue el vencedor en las pasadas elecciones municipales en Badalona. Obtuvo 30.559 votos, mientras que en los comicios locales del 2011 consiguió 26.890. Sin embargo, no repitió como alcalde por el pacto de las izquierdas (ahora gobiernan Guanyem Badalona, ERC e ICV).

Su polémica campaña Limpiando Badalona -según El Periódico, un mensaje indirecto sobre la inmigración aunque él lo negara públicamente- encendió los ánimos en la localidad, pero logró retener y aumentar las simpatías en un electorado que abandonaba el partido en otros municipios. Los populares apuestan ahora por su estilo con el deseo de exportar su éxito a toda Cataluña.

Con Albiol en Cataluña, el PP gana en notoriedad pero pierde en centralidad
Comentarios