Alberto González Amador, pareja de Ayuso, acepta el fraude fiscal

Isabel Díaz Ayuso, presidenta de la Comunidad de Madrid. / @IdiazAyuso.
Isabel Díaz Ayuso, presidenta de la Comunidad de Madrid. / @IdiazAyuso.
La propuesta de conformidad penal de González Amador surge tras un periodo de 18 meses de investigación por parte de los inspectores de Hacienda, que abarca los ejercicios fiscales del Impuesto de Sociedades de 2020 y 2021.
Alberto González Amador, pareja de Ayuso, acepta el fraude fiscal

El abogado de Alberto González Amador, pareja de Isabel Díaz Ayuso, envió un extenso documento a la Fiscalía el pasado 2 de febrero, en el que su cliente confiesa haber cometido dos delitos fiscales. Este escrito, revelado por fuentes cercanas a la investigación y al que tuvo acceso El País, es un complemento al correo electrónico previamente conocido en el que González Amador admitió haber cometido los delitos.

Según este documento, González Amador acepta "íntegramente" los hechos relacionados con la evasión fiscal y detalla la pena que está dispuesto a asumir para evitar la prisión. Esta pena incluye ocho meses de cárcel, el reembolso de la cantidad defraudada (350.951 euros), intereses de demora y una multa adicional del 40% del monto defraudado, totalizando 520.000 euros.

La confesión de González Amador llega después de los esfuerzos de la Comunidad de Madrid por retratar a la pareja de Ayuso como víctima de una persecución política. En respuesta a estas acusaciones, la Fiscalía provincial de Madrid presentó pruebas que desmentían estas afirmaciones, destacando que la propuesta de acuerdo inicial provino del abogado de González Amador y no de las autoridades.

El documento enviado por el abogado detalla los delitos fiscales cometidos durante los ejercicios fiscales de 2020 y 2021 y la aceptación por parte de González Amador de las sanciones correspondientes. Entre las medidas propuestas se incluye la pérdida de beneficios fiscales y subvenciones durante un período de 9 meses, además del compromiso de asumir los costos legales.

El caso ha generado controversia desde que estalló en marzo, con la defensa de Ayuso tratando de desviar la atención hacia lo que califican como una campaña de difamación. Sin embargo, la confesión de González Amador y la propuesta de acuerdo penal arrojan luz sobre la gravedad de las acusaciones y las consecuencias legales que enfrenta la pareja de la presidenta de Madrid. @mundiario

Comentarios