Buscar

Alan García acusa al Gobierno de Vizcarra por presunto espionaje

El expresidente peruano cuestionó una presunta interceptación telefónica por parte del Ministerio del Interior.

Alan García acusa al Gobierno de Vizcarra por presunto espionaje
Alan García es investigado por el caso Odebrecht en Perú  / Twitter
Alan García es investigado por el caso Odebrecht en Perú / Twitter

Firma

Rodrigo Chillitupa Tantas

Rodrigo Chillitupa Tantas

El autor, RODRIGO CHILLITUPA TANTAS, escribe en MUNDIARIO. Es periodista peruano de la Universidad Jaime Bausate y Meza. Trabajó como redactor en los periódicos Todo Sport, Nuevo Sol y el Grupo La República. Fue corresponsal en Segundo Enfoque de Argentina. Fue reportero en Radio Libertad y de la Asociación Nacional de Periodistas del Perú. Es uno de los fundadores de la revista cultural Kanan. @mundiario

El expresidente peruano Alan García acusó al Gobierno de Martín Vizcarra por ordenar un presunto espionaje en su contra. El dos veces mandatario del país sudamericano (1985-1990 y 2006-2011) señaló que un vehículo perteneciente al Ministerio del Interior, se encontraba anoche en los exteriores de su domicilio ubicado en el distrito limeño de Miraflores. 

"Me parece rarísimo que se extraiga un maletín de un vehículo de escucha, que espero que no se vaya de aquí hasta que llegue la fiscalía, que sirve para muchas cosas y [que] denuncie este delito flagrante", dijo a la prensa. Eso sucedió minutos después que simpatizantes del Partido Aprista se enfrentarán a la policía peruana por el vehículo, que -según las últimas informaciones- tenía equipos de audio y vídeo para monitorear drones, a manera de trabajo de contrainteligencia.

García, quien es investigado por tráfico de influencias y otros dos delitos más en el caso de los sobornos de la constructora brasileña Odebrecht en la obra emblemática de su segunda gestión: el Metro de Lima, enfatizó que el responsable de las presuntas escuchas de sus comunicaciones era el presidente Martín Vizcarra. El líder aprista deslizó la posibilidad de que otros representantes de la oposición también estarían siendo espiados. 

La acusación de García tuvo respuesta del Ejecutivo. El ministro del Interior, Carlos Morán, rechazó la versión de que el vehículo afuera de la vivienda del expresidente peruano estaba realizando actividades de espionaje. Reveló, además, que el secretario personal del líder aprista, Ricardo Pinedo, le solicitó resguardo policial por temas de seguridad. "Yo le invito que venga la fiscalía y que verifique qué contiene el vehículo y verifique lo que hay en el interior”. 

El expresidente peruano había reaparecido ayer por la mañana. Dos días después que el gobierno de Uruguay le negó el asilo diplomático, García entregó, por medio de su abogado, su pasaporte, certificado de trabajo y una constancia de domicilio ante el despacho del fiscal José Domingo Pérez, quien logró que el Poder Judicial le ordenará impedimento de salida del país por 18 meses. 

Nuevas pruebas proporcionadas por Odebrecht dieron cuenta de que la constructora le pagó 100.000 dólares procedentes de su contabilidad paralela a García poco después de haber dejado la presidencia, en julio de 2012. Fue entonces cuando el fiscal pidió la orden de arraigo, que el líder aprista aceptó. Sin embargo, horas después, se dirigió a la embajada uruguaya en Lima para pedir refugio, que no se lo aceptaron. 

“Seguirá asistiendo a todas las convocatorias que me hagan confiando en que se respeten todos los preceptos legales y constitucionales del país”, ha dicho García ante las próximas diligencias del caso Lava Jato, que involucra, además, a otros tres expresidentes: Alejandro Toledo, Ollanta Humala y Pedro Pablo Kuczynski, a la exalcaldesa Susana Villarán y la excandidata presidencial Keiko Fujimori. @mundiario