Colau pacta con el PSC y recibe los votos de Valls y de otros dos concejales de Ciutadans

Ada Colau. / Telecinco
Ada Colau. / Telecinco

Por lo visto Ada Colau surgió del 15- M y de la Plataforma antidesahucios. Merece por ello el máximo reconocimiento para su trabajo social anterior a la alcaldía. Pero pasaron muchas cosas en estos cuatro años... 

Colau pacta con el PSC y recibe los votos de Valls y de otros dos concejales de Ciutadans

“Estos son mis principios. Si no le gustan tengo otros", dijo Groucho Marx. Ada Colau sigue siendo alcaldesa de Barcelona después de conseguir 21 votos entre los 41 concejales y, de este modo, la mayoría absoluta que requiere la legislación electoral local para obtener la alcaldía en vez de la candidatura más votada ( la  de Ernest Maragall de Esquerra Republicana de Catalunya-ERC-, en el caso de la Ciudad Condal). La sra. Colau juntó sus 10 concejales a los 8 del PSC en un pacto de gobierno (el mismo PSC que aprobó el 155 la fines de octubre del 17) y recibió 3 de los 6 votos de los concejales de Barcelona pel Canvi– Ciutadans, el del antiguo primer ministro francés Valls, el del antiguo ministro del PSOE Celestino Corbacho y el de un tercer seguidor  de la esperanza blanca de las élites barcelonesas del Upper Diagonal.

Por lo visto Ada Colau surgió del 15- M y de la Plataforma antidesahucios. Merece por ello el máximo reconocimiento para su trabajo social anterior a la alcaldía. Pero pasaron muchas cosas en estos cuatro años. La gestión de los Comunes en la capital de la Catalunya fue deficiente, como en otros ayuntamientos de la llamada  nueva política. Resultados muy poco satisfactorios en alquileres sociales, degradación de la convivencia urbana, proyectos de infraestructuras totalmente inadecuados…

Ada Colau intentó en su verbalidad (nunca en su praxis) mantener una imposible equidistancia entre soberanismo y unionismo en la crisis de septiembre y octubre de 2017, pero ahora decidió  a favor de los del 155, pactando con el PSC y, lo que es mucho más increible, aceptando los votos de los tres concejales independientes de la candidatura de Barcelona pel Canvi-Citadans. Una candidatura apoyada en las élites unionistas barcelonesas, que por lo visto suministraron a Valls estos seis meses de unos medios de vida que exigió y que algunas fuentes estiman en... ¡unos 20.000 €/mes!

La candidata de la ruptura, del 15- M y de la gente del común se apoyó primero en el PSC y en los herederos del PSUC, siempre omnipresentes en el Ayuntamiento barcelonés desde 1979 y ahora hace depender su gobierno de los tres votos decisivos del antiguo premier francés. Cousas veredes o como diría el actor gallego Manquiña en aquel mítico Airbag “ lo mismo que te digo una cosa te digo la otra”.

Colau escoge socios, escoge amigos, escoge trinchera y no le importa que su decisión sea coetánea de la interlocutoria del Tribunal Supremo que le impide al eurodiputado electo y presidente de ERC, Oriol Junqueras, acceder a la plenitud de sus derechos políticos, en el peor ejercicio de una arbitrariedad judicial vulneradora del derecho fundamental a la participación política que desfigura la naturaleza y funciones del Parlamento Europeo.

Pero a la alcaldesa le da todo igual. Lo importante es retener el poder, a pesar de que menos de un 30% de sus bases han expresado su conformidad al efecto. @mundiario

 

Colau pacta con el PSC y recibe los votos de Valls y de otros dos concejales de Ciutadans
Comentarios