Ada Colau maneja a la perfección el sufrimiento ajeno para cargar su escopeta política

La alcaldesa de Barcelona, Ada Colau. / Youtube
Ada Colau en Salvados. / Youtube

La PAH criticó la gestión de la que fuera su portavoz, Colau, antes de que se convirtiese en política. Días más tarde cargan contra sedes de C's, PP y PSC, olvidándose de Podemos.

Ada Colau maneja a la perfección el sufrimiento ajeno para cargar su escopeta política

La PAH, Plataforma de Afectados por la Hipoteca, escribió hace unas semanas una carta abierta a la alcaldesa de Barcelona, Ada Colau, manifestando su queja por la inacción de la que fuera portavoz de esta plataforma antes de pasar de activista a política.

“Hace un mes usted, Sra. Alcaldesa, anunciaba que el Ayuntamiento de Barcelona estaba portando a término negociaciones con la SAREB para que se hiciera la cesión de 500 pisos vacíos que se encuentran en el municipio, que están incumpliendo la ley 24/2015 y sobre los cuales, por tanto, se puede hacer la cesión obligatoria. En la misma rueda de prensa declaró que si la SAREB, así como otras entidades bancarias, no daban respuesta a los requerimientos del consistorio, se iniciarían las cesiones obligatorias de los pisos vacíos que hay en Barcelona ¿Qué ha pasado con esto? ¿Se han iniciado las cesiones? Nosotras ya lo decíamos, que no nos conformábamos con los 500 pisos de la SAREB, que lo queremos todo, queremos la cesión de todos aquellos que están incumpliendo la ley, es decir, como mínimo de los 2.591 pisos que ya se sabe que están incumpliendo la ley en Barcelona. […] El día a día nos está demostrando que el Ayuntamiento de Barcelona no ha hecho lo necesario para desplegar totalmente la ley 24/2015”

Estas críticas a la mala gestión, según la PAH, del Ayuntamiento de Barcelona con respecto a este asunto y en concreto a Ada Colau se han traducido en una respuesta de la alcaldesa: “yo haría lo mismo en vuestro lugar”, una manera de dar la razón a los críticos al estilo ‘dar la razón como a los tontos’  y una carta en respuesta a la carta abierta de la Plataforma en las que enumera 10 cosas que están en proceso de hacerse.

Ada Colau consigue con su verborrea que las críticas hacia su gestión se den la vuelta y acaben en ataques contra sedes de C's, PP y PSC en Cataluña.

Ada Colau, quien impulsa en gran medida los mítines de Pablo Iglesias, Podemos, cada vez que aparece en ellos, tiene una especie de efecto sedante cada vez que abre la boca pues la PAH, lejos de seguir observando la gestión que el Ayuntamiento de Barcelona hace con respecto a sus reclamaciones, ha centrado su ira en la sede de C’s en L’Hospitalet.

"Lamentablemente en Cataluña, estamos acostumbrados a que algunos hagan esto con nuestras sedes. Lo han hecho en Girona, en Barcelona, en L'Hospitalet... En todo caso, quienes lo han hecho no representan a la sociedad de L'Hospitalet, entre otras cosas porque Ciudadanos ganó allí las últimas elecciones catalanas. Esperemos volver a demostrar en las urnas sin gritos, sin juego sucio, sin pinturas quién puede ganar", declaró Albert Rivera, líder de Ciudadanos.

También el director de campaña de Ciudadanos, José Manuel Villegas, ha querido pronunciarse respecto a este altercado asegurado que "cuando Podemos no existía Ciudadanos ya defendía muchas de las reivindicaciones que pidan estas plataformas", tales como la dación en pago. Y ha recordado que Ciudadanos "fue el primer partido de España que presentó en el Parlament de Cataluña una propuesta para la dación en pago" y en pedir "una comisión de investigación sobre la estafa de las preferentes".

Hay quien ha reflexionado sobre este escrache que Ada Colau, Pablo Iglesias y generalizando, Podemos, “intentan usar el sufrimiento de mucha gente para hacer política y crear confrontación”. Reflexión que recoge El Mundo por parte de Cristina Garmendia, ex ministra del Gobierno de Zapatero.

Mientras Ada Colau maneja a la perfección el sufrimiento ajeno para cargar su escopeta política, de vez en cuando se enfrenta a periodistas molestos que dejan al descubierto sus carencias. Este fue el caso de Jordi Évole en el programa Salvados quien la acusó de hacer promesas inviables en campaña, promesas que luego no pueden cumplir.

Ada Colau maneja a la perfección el sufrimiento ajeno para cargar su escopeta política
Comentarios